El gobierno de Guatemala provocó un alarmante alboroto en la ya de por sí accidentada tensa coyuntura social que vive el país al anunciar la presencia de la variante Delta.

El aclamado epidemiólogo guatemalteco Edwin Asturias se pronunció ante el aparecimiento de la la temible y ultracontagiosa cepa en los hospitales del país que según él necesitarán sumarle un 50% más de camas al sistema de Salud.

La «reactivación económica» no es excusa para proteger la vida de los #guatemaltecos. La #VarianteDelta pondrá al país y su gente de rodillas a menos que se implementen restricciones probadas.

Asturias a través de su cuenta de Twitter

Asturias, quien se desempeñó como Comisionado Presidencial de la Coprecovid hizo tal afirmación luego de analizar cifras en puntos críticos de la enfermedad el año pasado en Guatemala. En julio del 2020 el ministerio de Salud empleó 2,100 camas para atender a pacientes contagiados de Covid-19 y hace una semana se estaban usando 2,670 (un 27% más) por lo que ahora con la aparición de esta cepa más peligrosa y contagiosa exigiría un porcentaje mayor de camas para contener la demanda.

Amelia Flores, convaleciente ministra de Salud anunció la instalación de un hospital de emergencia en los alrededores del saturado Hospital Roosevelt. Agregó que trabajan para incrementar el número de camas para pacientes con Covid-19. Ojalá y esto sea cierto porque despiertan rabia e impotencia el observar cómo los enfermos son atendidos en el piso en el Hospital del Parque de la Industria.