Ayer las calles de ciudad de Guatemala y Zacapa se convirtieron en el escenario de nutridas manifestaciones que recuerdan y exigen justica tras los asesinatos de dos jóvenes mujeres. Se trata de Luz María López Morales y Litzy Amelia Cordón Guardado.

Los familiares de Luz María realizaron una caminata pacífica la mañana del domingo 3 de octubre donde exigieron justicia por el crimen. La familia fue acompañada por un grupo de patojas en bicicleta que pertenecen a la Asociación Coincidir y se unieron a las exigencias que buscan marcar un antes y después por todas las niñas y mujeres asesinadas en el país.

Por la tarde del domingo el foco del malestar ciudadano en Guatemala se hizo sentir en las calles de Teculután, Zacapa, donde amigos y familiares de Litzy rindieron un homenaje a la joven universitaria asesinada hace un año. Sus familiares aprovecharon la ocasión para denunciar las negligencias que se han cometido durante el proceso de investigación del crimen.

LOS CASOS SEÑALAN A PERSONAS CERCANAS COMO PRINCIPALES RESPONSABLES

Litzy fue secuestrada el 5 de octubre de 2020 y tras su desaparición su familia activó la alerta Isabel-Claudina. Sin embargo, fue en vano, porque al día siguiente encontraron su cuerpo sin vida y con señales de violencia. Uno de sus primos, Kevin Rivas Cordón, es el principal sospechoso responsable de su muerte y ya está ligado a proceso penal.

El caso de Luz María López Morales estremeció las redes sociales luego de que su cadáver fuera encontrado en una alcantarilla al final de la avenida Simeón Cañas en la zona 2 de la Ciudad del Futuro. El principal sospechoso responsable de su muerte también es alguien cercano, se trata de Jorge Zea, su esposo.