La organización y logística de la alimentación, las reservaciones de hoteles y llevar a las damas de compañía estuvo a cargo de dos mujeres de las que solo sus nombres se saben: María Fernanda y Pamela, durante la estadía de los rusos a Guatemala. El domingo 2 de mayo los empresarios extranjeros viajaron de Petén hacia Costa Rica en un avión privado, siempre en compañía de Alberto Alvarado Oliva, y posteriormente se dirigieron a República Dominicana. Este fue el periplo de siete días de tan “distinguidos” visitantes en Guatemala.

Los preparativos para atender a los agraciados invitados de honor de las autoridades del desgobierno de Alejandro Giammattei empezaron el 26 de marzo (un mes antes), pues un grupo de avanzada vino a Guatemala para planificar y coordinar la visita de la delegación rusa. Este grupo estuvo integrado por el representante de la empresa de extracción minera Mayaniquel, S.A. con operaciones en Guatemala, Estuardo Asturias, y Julian Shocron, asistente del visitante, como también Alvarado Oliva, hombre de confianza de Giammattei. Recordemos que las atenciones que le prestaron a la delegación rusa incluyeron limosinas, ambulancia, cenas en restaurantes de lujo, hospedaje en suntuosos hoteles, edecanes, degustación de finos licores, cena en la casa del presidente, viajes en helicóptero a la Antigua Guatemala, viaje a Tikal en jets, y cerrar el parque de Tikal para tenerlo a su exclusiva disposición.

Todo este entramado fue desenmascarado por el exfiscal Juan Francisco Sandoval, lo que motivó a Giammattei, -aunque él lo niegue- a ordenar a Consuelo Porras, fiscal general, para que lo destituyera. El nuevo fiscal de la FECI, Rafael Curruchiche, sigue sin investigar y creo que nunca lo hará, el supuesto regalo de la alfombra con dinero en efectivo adentro de la misma. Al final, el contrato desventajoso para Guatemala tuvo que ser denegado por la EMPORNAC. Aquí finaliza esta breve acotación de un negocio apestoso.

Fotografía Sandra Sebastián

 

* Esta serie de artículos aparecieron publicados originalmente en Nuestro Diario