FOTOGRAFÍA DE FERNANDO CHUY

El panorama no es para nada alentador, el país de debate entre la economía informal y la extrema pobreza. Según cifras del Banco de Guatemala, la economía informal en Guatemala representó en el año 2019 el 22% del PIB (Producto Interno Bruto).

La mayoría de hogares guatemaltecos generan sus ingresos a partir de fuentes de trabajo informales. Lo anterior es una limitación para conseguir un crecimiento económico en el país y apenas alcanza para que las familias satisfagan sus necesidades. La región centroamericana se caracteriza por un alto porcentaje de trabajo informal y son los hogares monoparentales los que más dificultades tienen para sufragar sus gastos.

El fotoperiodista Carlos Hernández Ovalle captó con su lente a una joven pareja de padres que trabaja en las calles de la Ciudad de Guatemala. Cuando la luz del semáforo se coloca en verde, ellos aprovechan para tomar un descanso e intentar dormir a su criatura. Dos minutos más tarde continúan ganándose la vida como estatuas humanas en un sector de la zona 8.

Fotografía de Carlos Hernández Ovalle