Tras un titipuchal de operativos de allanamiento en la tarde del sábado, la Unidad de Delitos contra Bancos de la Fiscalía contra el Crimen Organizado del Ministerio Público (MP), se fueron shuco dos empleados bancarios señalados de robar a la misma agencia para la cual talachan (o talachaban) en el departamento de Jalapa. El robo en cuestión sucedió el 3 de junio. La venganza justiciera del Señor tarda, pero es implacable… O bueno, al menos cuando se trata de defender los intereses de los bancos…

Eddy Castañeda Carrera laboraba como receptor en una agencia bancaria de Jalapa.

Los pobres diablos enhebrados son Eddy Fernando Castañeda Barrera y Otilia de los Ángeles Pérez del Cid, y los crímenes que se les imputan son robo agravado y asociación ilícita. La cantidad que estos angelitos se habían embuchado ascendía a más de 900 mil quetzalcuacos… Según el MP, se realizarán más pesquisas, porque seguramente hay más cómplices en este crimen.

Además, la Fiscalía informó que el mismo fin de semana agarraron con las manos en la masa a tres agentes de la Polaca Nacional Civil: Hugo Mauricio Martínez Alonzo, Gabriel Armando Guerrero Girón, y William Ottoniel Nájera González; este último enhebrado durante un allanamiento en la zona 16 de la subdesarrollada Ciudad del Futuro. Estos querubines del infierno disfrazados de ovejitas, intentaban hueviarse 375 mil pajarracos verdes de pecho rojo.