La vergüenza pasa y el pisto queda en casa

El país se convirtió en una balsa a la deriva en medio de la tormenta de corrupción que nos azota, bolsones de recursos se asignan para pagar favores de campaña sin ningún resultado visible para la población.

Lee mas