Fingía dormir para que no dejaras de cargarme

Sin tanta casaca, padre, tuviste tu propia filosofía de la vida, tu manera de ser: tu ternura ante los niños desprotegidos y las mujeres desvalidas; así como tu indignación frente a las injusticias.

Lee mas