La mentalidad del encomendero

Nuestra situación se degrada por minuto, como el algún día popular anuncio de un vehículo alemán: no pasa ni un minuto sin que explote un nuevo escándalo.

Lee mas