Si todavía le queda un poco de dignidad, renuncie

Sinceramente nos da vergüenza, que una funcionaria con su alta investidura sea sellada por el gobierno de los Estados Unidos, como una persona no aceptable por estar anotada de debilitar la democracia y obstruir las investigaciones de corrupción.

Lee mas