La triste historia de las muertes por desnutrición infantil en este nuestro país de…

Por eso tal vez el presidente de los 57 salarios mínimos mensuales, quien tiene para alimentarse tan bien como coche de engorde, dice cada vez menos aquello de “Dios bendiga a Guatemala”. Dios no existe, muchá; Alta Verapaz, sí. El Pacto de Corruptos también.

Lee mas