SIN TAPUJOS

Quizá por tu altivez no aceptás que has fracasado como gobernante y político. ¿De qué te sirvió estar intentando por cuatro elecciones llegar a la primera magistratura de la Nación, si cuando llegaste has sido un total fiasco? Tuviste la oportunidad de oro de salir airoso, de ser un gobernante con prestigio, pues la pandemia te dio esa oportunidad que no la supiste aprovechar.

Se te ha otorgado un cheque en blanco para que pudieras atender con éxito el tratamiento del Covid-19 y la vacunación, el Congreso de la República te autorizó millonarios préstamos que todos los guatemaltecos, hasta los niños que no han nacido los van a tener que pagar, pero ese dinero solo vos sabés dónde está, parece que se hizo humo.

Los hospitales están en total abandono, da grima ver las condiciones en que se encuentran, y lo peor es que nos quieren dar atol con el dedo, con las declaraciones tan torpes como las que dio la directora del Hospital Temporal del Parque de la Industria, Dania Hernández, con relación a que se encontraban unos enfermos de Covid tirados en el suelo y otros sentados en sillas plásticas, pero la muy iluminada directora dijo que no eran enfermos sino que se trataba de personas de permanencia temporal, y que solo un momento iban a permanecer ahí. Es lo más absurdo esas torpes declaraciones, cuando todos advertimos que estaban recibiendo oxígeno.

Al día siguiente que apareció en los medios de comunicación social sobre las condiciones infrahumanas en que se encuentran los pacientes en el Hospital Temporal, unas personas de buen corazón y de apariencia humilde, llegaron a donar unos colchones para que los enfermos tuvieran donde acostarse y no estar en el suelo, pero ahí ni siquiera la iluminada Dania Hernández estuvo presente para agradecer el gesto humano de esas personas. Para sorpresa se encontró que había una gran cantidad de colchones sin usar en las bodegas. En esta semana unos empresarios de la Cervecería Centro Americana, S.A, Cementos Progreso, Corporación Multi Inversiones y Casa Médica, acudieron a dicho Hospital a donar 150 camas, pero ahí como se trataba de empresas de altos quilates, estuvieron presentes el propio Giammattei; el viceministro de Salud, Francisco Coma y la iluminada Dania Hernández, porque todo lo convierten en un espectáculo.

Los médicos y demás personal, de todos los hospitales públicos del país están abandonados sin poder contar con insumos y medicinas para atender a los contagiados, ya están agotados del trabajo intenso que realizan a diario, a pesar de que están arriesgando sus vidas y las de sus familias, no gozan de un salario digno, han fallecido centenares de galenos a consecuencia del Covid. En fin, Giammattei, sos un total fracaso.

La semana pasada informaste en conferencia de prensa rodeado de tu desafortunado consejo de ministros, sin la presencia del vicemandatario, porque él se opuso a tu antojadiza disposición de decretar a partir del domingo 15 del presente, Estado de Calamidad, otra disposición que llega tarde, sin ningún sentido para mitigar la propagación del Covid. En lo que va de tu mandato has gobernado con diez estados de calamidad, que te ha servido para que realicen compras y contrataciones sin ningún control. Entre una de las disposiciones que contiene el Estado de Calamidad está, el toque de queda a partir de las 22 horas hasta las 4 horas del día siguiente, lo cual es incoherente a todas luces, porque a las 22 horas la mayoría de las personas ya se encuentran en sus hogares para descansar y prepararse para ir a trabajar al día siguiente. Esta es otra de las absurdas medidas que has cometido en el año y siete meses que estás a cargo del desgobierno.

Te debiera dar vergüenza que, en El Salvador, un país con muchas similitudes a Guatemala se encuentre en mejores condiciones que nosotros, la población está mejor atendida en cuanto a medicamentos y vacunas contra el Covid, los hospitales están en mejores condiciones que los nuestros, y el presidente de ese hermano país no es médico, pero ha atendido mucho mejor la pandemia que vos siendo profesional de la medicina. Qué bochorno.

Sinceramente creí que solo un presidente que hiciera payasadas íbamos a tener, pero has resultado igual o peor que el nefasto Jimmy Morales, lo único que los diferencia es que tenés cara de pocos amigos, y el otro cara de solo risas estúpidas.

¿Dónde está el dinero? ¿Dónde están las vacunas que dizque compraron? Has tenido que recurrir a la caridad internacional, para medio poder vacunar a la población.

Sos un absoluto fracaso, lo mejor que podés hacer es dimitir del cargo que no supiste honrar, y someterte a los tribunales, porque tenés que dar cuentas de la mala gestión presidencial.