Un importante grupo de parlamentarios de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) ya le anda buscando sustituto a la excandidata presidencial Sandra Torres, de quien quieren dejar su recuerdo atrás, muy atrás.

Este fin de semana, específicamente el domingo, la UNE tiene calendarizada su asamblea general en donde (en palabras del diputado Mario Taracena) “buscan terminar de una vez por todas una época caracterizada por la ambición desmedida de una ególatra, que se cree el centro del universo”, palabras más, palabras menos así describe en Twitter, este integrante de la UNE a quien alguna vez le pedía hacerle sus mandados.

 

SANDRA TORRES NO TIRA LA TOALLA

Para hoy se tiene previsto que un juzgado emita una decisión respecto a la solicitud de la excandidata presidencial Sandrita Torres quien pidió autorización para asistir a reuniones de la UNE. Se trata de la sexta vez en el último año y medio que Torres intenta que le quiten las restricciones y la dejen participar en política.

La UNE ya le anda apuntando al proceso electoral del 2023 y por ello confían en sus caudillos Carlos Barreda (jefe de bancada) y Orlando Blanco para volver a competir por la presidencia de este malogrado país. Sin embargo, la disputa parece que se alargará un poco más porque aún hay diputados que aparentemente le son fieles a la señora Torres y no van a soltar así de fácil las riendas de una agrupación política que a pesar de todos los traspiés quizá sea la más sólida en Guatemala.