Diputados del bloque Semilla citaron a Joselyn Fernanda Mérida Solano y José Fernando López Castañeda, directora y subdirector de Comunicación Social del Congreso de la República, por andar esparciendo campañas negras contra el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, y el diputado Samuel Pérez (Semilla), pero los comunicadores brillaron por su ausencia, bajo la coincidente excusa de que Manuel Conde, diputransa del Partido de Avanzada Nacional (PAN) los había citado al mismo tiempo. ¡Qué casualidad! El diputado Bernardo Arévalo, quien será obvio, pero nada idiota, ha dicho que se trata de una infame «estrategia dilatoria».

Semilla presentó hoy una denuncia penal contra la dirección de comunicación del Congreso por utilizar Q30 mil mensuales de los fondos públicos, para dirigir desde el Congreso un NetCenter.

Arévalo lamenta informar al público ignaro que para el “funcionamiento” del equipo de Comunicación Social del Congreso de la República se desembuchan 500 mil pajarracos verdes de pecho rojo: “es el gasto que representa al pueblo de Guatemala”, expresó con un profundo dolor en el bajo vientre.

El semillero tuvo que presentar una denuncia en el Ministerio Público en contra de Mérida Solano y López Castañeda, porque ya se están saliendo demasiado de la bacinica, con acciones que bien pueden estar enmarcadas en los crímenes de malversación de fondos y abuso de autoridad.

El jueves pasado se puso peluda la cosa, tras la publicación de un reportaje del medio Vox Populi, que dio a conocer unos chats en los que los mencionados directivos de Comunicación Social del Congrueso fraguaban un plan terrorista para difundir videos de Jordán Rodas y Samuel Pérez, vinculándolos con algún avieso movimiento político electoral.