Cuando Raúl Romero Segura, fue juramentado el 6 de febrero del 2020 (año 1 de la nueva era pandémica) como nuevo titular del Ministerio de Subdesarrollo Social-Misubs-, la página web del gobierno dijo que era para “atender de manera directa y efectiva a la población en vulnerabilidad, pobreza y pobreza extrema, impulsando compensadores sociales efectivos y focalizados”. No sabíamos todavía las maneras excéntricas del señor ministro de compensar focalizadamente a los sectores vulnerables de la población. Al parecer, ha decidido concentrar sus esfuerzos en el siempre ignorado sector de la población sujeta a trata y explotación sexual, como puede verse en una fotografía revelada hoy por elPeriódico, en la que se ve al ministro posando para la foto en tremendo agasajo con tres muchachas de voluptuosidad inusual. Así es, sorprende sobremanera que esos majes se dejen tomar fotos en tan hedónicas degustaciones… Pero es que en la banana republic la repartición de cerebros llegó tan tarde como la de las vacunas para la Covid.

Algunas expresiones de indignación popular:

Se puede decir muchas cosas de elPeladero [sección del elPeriódico], pero una foto no miente. Qué repulsa provoca Raúl Romero. Lo peor es que maneja Q1,325 millones, cuánta transa no aguanta ese dinero. Si Giammattei tuviera una pizca de decencia lo despediría de inmediato, pero como no tiene…

Alessandro: @spillariales

 

¿SUBDESARROLLO MORAL? Gravísimos señalamientos contra ministro RAÚL ROMERO. Si son ciertos, ese individuo tiene a cargo la mayor parte de la ampliación presupuestaria de Q11 mil millones para la pandemia. La CORRUPCIÓN se convirtió en tormenta de escándalos.

Marco Vinicio Mejía Dávila, usuario de tuiter: @M_V_MEJIA

 

Y es que el ministro ha sido incluso interpelado por algunos diputados de oposición, por las marufias y el mal manejo del programa “bono familia”, que tuvo lugar con la emergencia de la pandemia. Es normal que el populacho quiera castigar medievalmente al ministro al ver que el pisto del erario se va en orgías (ilegales, por cierto) y no en la solución de nuestro subdesarrollo… Pero ya no les da pena nada a estas lacras.