El viernes  19 de agosto del año 2022 se cerró el círculo de las instituciones cooptadas con la llegada del nuevo Procurador de los Derechos Humanos (PDH).

Fotografía de Esteban Biba

Leyendo el artículo de Gonzalo Marroquín “El camino a la dictadura lo allanan los incautos demócratas”, en el inicio del mismo dice que muchos no creen que en Guatemala ya estamos bajo un régimen dictatorial. No hay que ser muy entendido en la materia, para darnos cuenta de que desde hace mucho tiempo el gobernante venía con esas intenciones, y con mucha argucia fue tomando cada institución. Desde el día que tomó posesión del mandato que el pueblo le dio, empezó su ambición autocrática haciendo alianzas perversas en el Congreso de la República con los partidos más desacreditados por narcos y corruptos, que son parte del Pacto de Corruptos.

No queda ningún organismo (Ejecutivo, Legislativo, Judicial, CC, MP, CGC, PGN, TSE y ahora PDH) que no estén al servicio del mandatario. Pero no solo las instituciones públicas están alineadas, también dentro de esa amalgama se encuentran las mafias del crimen organizado, dirigentes de partidos políticos alineados al oficialismo, empresariales y religiosos.

Fotografía de Esteban Biba