La excandidata presidencial de la UNE, Sandra Julieta Torres Casanova tiene nuevamente la vía libre para participar en actividades políticas luego de que la Sala Segunda de Mayor Riesgo la beneficiara con revocar la prohibición que pesaba sobre ella y que le impedía inmiscuirse en actos políticos partidistas. Torres también tenía arresto domiciliario lo que le imposibilitaba viajar a la “Guatemala profunda”, sin embargo, los magistrados Santos Sajbochol Gómez, Edwin Roberto Ruano Martínez y Harold Estuardo Ortiz Pérez decidieron quitarle estas restricciones que Torres mantenía desde enero del 2020.

Torres había solicitado en julio pasado que le revocaran estas restricciones que según ella le limitaban su trabajo y su carrera política, pero en aquella ocasión el juzgado hizo oídos sordos a sus súplicas hasta que este lunes la situación cambió por completo. Ahora lo que corresponde es que la Sala otorgue en definitiva el amparo que le permitirá a la ex de Álvaro Colom dar rienda suelta a sus ansias por recorrer el país.

Como ustedes memoriosos lectores recordarán, Sandra Torres está procesada por un supuesto financiamiento electoral ilícito a la Unidad Nacional de la Esperanza durante las elecciones de 2015 que llevaron a la presidencia al timorato y despreciable Jimmy Morales. Torres es señalada de asociación ilícita y por no haber reportado 5.9 millones de pajarracos verdes de pecho rojo. Habrá que ver cómo termina esta novela que esta próxima a comenzar sus capítulos electorales que buscan encontrar sustituto para Giammattei, también conocido como el doc de la muerte.