Álvaro Colom Caballeros asumió el cargo juntamente con José Rafael Espada como vicepresidente de la República.  En su discurso de toma de posesión dijo “Ahora comienza el privilegio de los pobres… y la solidaridad que el pueblo de Guatemala estaba esperando”. Discurso que se quedó en agraciadas palabras, porque ni se privilegió a los pobres, ni hubo solidaridad con el pueblo de Guatemala, fue otro gobierno más de lo mismo, ennobleciendo la corrupción.

Gobierno de Álvaro Colom Caballeros (2008 – 2012)

El gobierno de Álvaro Colom dio muestras de una improvisación absoluta. Su caballito de batalla fue el Programa de Cohesión Social que dirigió su esposa en ese entonces, Sandra Torres, pero que la ayuda fue condicionada a su candidatura presidencial.

Sandra Torres, a pesar de no ser parte del gabinete de gobierno, en forma arbitraria, abusiva y prepotente, participaba en las reuniones de junta de gabinete, en donde giraba instrucciones a su conveniencia hacia los ministros de Estado, sin que el presidente Colom, o algún miembro de la junta, le increparan por sus actitudes autoritarias que no le correspondían como esposa del gobernante.

Sandra Torres

 

Hechos violentos de alta conmoción

Ensombrecieron su Gobierno dos hechos violentos de gran impacto: El cantante argentino Facundo Cabral se presentó en la Ciudad de Guatemala el martes 5 de julio de 2011 en el Expocenter del Grand Tikal Futura Hotel. ​ El jueves 7 se presentó en el que sería su último concierto, en el Teatro Roma de la ciudad de Quetzaltenango, el cual cerró interpretando la canción No soy de aquí, ni soy de allá.

Fue asesinado el 9 de julio de 2011 alrededor de las 5:20 a. m., en Ciudad de Guatemala, víctima de un atentado aparentemente dirigido al empresario Henry Fariña​ quien conducía al cantautor y a su representante al Aeropuerto Internacional La Aurora desde el hotel donde se hospedaba, para continuar en Nicaragua con su gira de presentaciones. ​ El atentado fue perpetrado por varios sicarios que se dirigían en tres vehículos, armados con fusiles de asalto en el Boulevard Liberación de dicha ciudad, quedando únicamente herido el empresario y fallecido el cantautor.

También causó mucho impacto la muerte violenta contra la vida del abogado Rodrigo Rosenberg, que aparentemente fue un suicidio donde el mismo abogado contrató a sicarios para ejecutarlo. El hecho violento se produjo el 10 de mayo de 2009, y creó mucha polémica al revelarse un video póstumo, por el cual el régimen de Colom estuvo a punto de caer.

El presidente Colom apareció en la televisión nacional para rechazar todas las acusaciones y pidió que una comisión de las Naciones Unidas y del Federal Bureau of Investigations -FBI- de los Estados Unidos investigaran el caso.

El presidente fue entrevistado por la cadena estadounidense CNN en español, Colom afirmó que todo lo que decía en el video el fallecido Rodrigo Rosenberg era completamente falso. El mismo día, los informes de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) validaron la autenticidad del vídeo, no así de las declaraciones vertidas en él. ​El 13 de mayo, el entonces embajador de los Estados Unidos en Guatemala, Stephen G. McFarland, afirmó que personal del FBI había llegado al país para ayudar en la investigación.

Durante el gobierno de Álvaro Colom, Gustavo Alejos Cámbara fue nombrado secretario privado de la presidencia, desde donde logró una importante influencia política y convertirse en facilitador de negocios propios y ajenos. Había sido financista y operador de Colom durante las campañas de 2003 y 2007 e influyó en el nombramiento y destitución de funcionarios. Durante este período, las empresas vinculadas con él fueron beneficiadas por contratos públicos.

Colom implementó como parte de su plan de gobierno los programas sociales: Mi Familia Progresa, Bolsa Solidaria, Escuelas Abiertas, Becas Solidarias, Hogares Comunitarios, Servicio Cívico, PRONAM y el Programa Escuelas Seguras.

 

Sobre mi Familia Progresa, Bolsa Solidaria y Escuelas Abiertas

Mi Familia Progresa, Bolsa Solidaria y Escuelas Abiertas, eran programas sociales coordinados por el Consejo de Cohesión Social, que está al servicio de los sectores más desposeídos de la sociedad guatemalteca y tenían como misión brindar apoyo financiero a las familias en situación de pobreza, para que pudieran optar a los servicios de educación primaria, salud preventiva y nutricional. Posteriormente durante la presidencia de Otto Pérez Molina, este copió los dos programas antes mencionados​ sin ser parte de sus promesas iniciales.

Durante el gobierno de Colom hubo por lo menos tres estructuras de financistas que se beneficiaron con el ejercicio del poder: la de Gustavo Alejos, la de Gloria Torres -hermana de Sandra-, y la de Obdulio Solórzano Montepeque. ​ Una de las estructuras de corrupción más cercanas a la presidencia fue la de Gloria Torres, una de las fundadoras de la UNE quien tuvo cargos de organización en el partido que le permitieron relacionarse con todos los candidatos a alcaldes y alcaldes en funciones de esa organización. Sobre la base de esas relaciones construyó un conjunto de entidades a través de las cuales recibía fondos de las municipalidades y tenía relaciones con el grupo narcotraficante liderado por Juan Ortiz Chamalé. ​

En el caso de Obdulio Solórzano, se dio la participación de un presunto miembro de un grupo supuestamente dedicado al narcotráfico en posiciones importantes del gobierno. Solórzano era financista de la UNE y fue elegido diputado de Escuintla por ese partido en 2003 y a principios de 2008, a inicios del gobierno fue nombrado director del Fondo Nacional para la Paz (FONAPAZ), al frente del cual fue denunciado por corrupción. ​ Desde FONAPAZ benefició a la estructura del narcotraficante Ottoniel Turcios; Solórzano renunció a mediados de 2009 y fue asesinado el 8 de julio de 2010.

 

El divorcio presidencial

El 8 de abril de 2011 se le concedió el divorcio de Sandra Torres con el propósito de que ésta pudiera participar en las elecciones presidenciales en septiembre del 2011 ya que la Constitución Política prohíbe a los familiares y parientes del presidente de turno postular sus candidaturas a la presidencia, por tal razón la Corte de Constitucionalidad denegó de manera unánime la inscripción de Sandra Torres a candidata presidencial, porque esa acción constituía un fraude de ley.

La evidente realidad, es que son pocos los éxitos obtenidos durante este gobierno y las fallas fueron sumamente altas, fue descrito como nefasto e ineficaz, retrocediendo la situación del país. En este gobierno la inseguridad, la hambruna y la desnutrición se incrementaron.

 

Gobierno de Otto Pérez Molina (2012 – 2015)

Fue el cuadragésimo octavo presidente de la República. Se postuló para la presidencia por el Partido Patriota (PP) en las elecciones generales del 2011, realizadas el 6 de noviembre, con Roxana Baldetti Elías como compañera de fórmula en la vicepresidencia. ​ Es el primer militar electo popularmente en la nueva era democrática, y fundador del PP, del cual fue secretario general desde su fundación, el 20 de diciembre del 2001, hasta el 20 de enero del 2009.

Pérez Molina alcanzó alguna notoriedad en el ámbito internacional gracias a su propuesta de legalizar el consumo y tráfico de drogas, para lo cual argumenta que los métodos actualmente en uso en la lucha contra ese flagelo no han conseguido detenerlo ni solucionarlo.

Tuvo como slogan en la campaña electoral “que gobernaría con mano dura” contra la corrupción y la criminalidad. La mayoría de los ciudadanos que votaron por él lo hicieron porque tenían esperanzas de que se estableciera orden en el país, lo cual no fue así, porque la violencia estuvo a la orden del día, pero lo que sí prevaleció y en grandes proporciones fue la corrupción en todos los niveles de la administración.

 

La política de seguridad del gobierno Patriota

Una de las principales promesas que hizo Otto Pérez Molina en campaña fue reducir la inseguridad y violencia que se ha incrementado en Guatemala durante los últimos años. ​

En su estrategia para reducir la violencia, Pérez creó dos fuerzas de tareas policiales para combatir y prevenir los secuestros y feminicidios en Guatemala, esto como parte del plan de seguridad para su Gobierno 2012-2016,​ Pérez también inició la construcción de una cárcel de máxima seguridad, la cual es financiada por el gobierno de Taiwán.​ Una de sus propuestas más polémicas para reducir la violencia no sólo en Guatemala sino en toda la región centroamericana fue la de legalizar la mariguana, dicha propuesta desde un principio no fue aceptada por el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, también los gobernantes Daniel Ortega, de Nicaragua y Porfirio Lobo, de Honduras estuvieron en desacuerdo con despenalizar las drogas, los únicos dos mandatarios centroamericanos que apoyaron la propuesta fueron los presidentes de Costa Rica, Laura Chinchilla y el de Panamá, Ricardo Martinelli​.

 

Política de Desarrollo Social

Otto Pérez, mediante el Congreso de la República creó el Ministerio de Desarrollo Social, el cual es el ente encargado de la rectoría de los programas sociales destinados a los sectores con pobreza, pobreza extrema y otros más necesitados, cartera que no ha servido en nada a los sectores a los que está dirigida, en cambio ha sido un reducto más en la administración pública para atesorar la corrupción. ​

Pérez Molina en su campaña política criticó duramente los programas sociales del gobierno de la UNE, pero ya en el poder continuó con los mismos, cambiando únicamente los nombres a cada programa:

Mi Familia Progresa por Bono Seguro

 

La Bolsa Solidaria por Bolsa Segura

 

Los Comedores Solidarios aún recibe ese nombre, pero se crearon Comedores Móviles

 

 

El principio del fin: el caso “La Línea”

El caso de La Línea es un caso de corrupción en las aduanas guatemaltecas investigado por la CICIG en 2015. La investigación fue hecha pública el 16 de abril de 2015 e involucró a varios altos funcionarios del gobierno de Pérez Molina, incluyendo el secretario privado de la vicepresidencia, Juan Carlos Monzón y directores de la Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala (SAT).​ Monzón se encontraba en Seúl, Corea del Sur, acompañando a la vicepresidente Roxana Baldetti -a quien le fue conferido un doctorado honoris causa en esa ciudad por su trabajo social- cuando se enteró de los cargos contra él y emprendió la fuga, en un viaje a España, Colombia y, finalmente, Honduras; otros involucrados fueron capturados en Guatemala y algunos de ellos obtuvieron su libertad al cabo de unos pocos días gracias a una medida sustitutiva que les otorgó la jueza guatemalteca Marta Sierra de Stalling,​ aunque el Ministerio Público accionó inmediatamente para impugnar dicha medida.

Tras pasar una semana de que se hicieron los anuncios, la atención se centró en las figuras del presidente Pérez Molina y de la vicepresidenta Roxana Baldetti, al punto que se organizó una manifestación de protesta para exigir la renuncia al derecho de antejuicio del presidente y la renuncia al cargo a la vicepresidente el 25 de abril de 2015 en la Plaza de la Constitución, y se corrieron rumores de una posible paralización de la Ciudad de Guatemala el 27 de abril. Ahora bien, incluso cuando el presidente solicitó al Secretario General de las Naciones Unidas la extensión del mandato de la CICIG hasta septiembre de 2017, ni el Ministerio Público ni la CICIG habían reportado nombres de ninguna de las empresas que habrían utilizado los servicios de «La Línea» para defraudar al fisco guatemalteco.

La vicepresidenta Baldetti renunció al cargo el 8 de mayo de 2015 luego del escándalo del caso La Línea. Aunque ella no hizo el anuncio, sino que solo envió una carta al Congreso de la República, ya que se desconocía su paradero.

El 21 de agosto la exvicepresidente Roxana Baldetti fue llevada al cuartel Matamoros, mientras que el MP y la CICIG solicitaron antejuicio contra el presidente Pérez Molina, por los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera, Pérez Molina en conferencia de prensa el domingo 23 de agosto por la noche se negó a renunciar. El lunes 24 de agosto, durante la presentación de los cargos a Baldetti, el MP presentó una escucha telefónica de una conversación del director de la SAT, Carlos Enrique Muñoz Roldán con el presidente Pérez Molina.

Días más tarde, el presidente propuso una terna de la cual el congreso eligió a Alejandro Maldonado Aguirre como sucesor de Baldetti.

Baldetti fue enviada a prisión preventiva a la cárcel de Santa Teresa luego de pasar varios días en la privilegiada cárcel del cuartel de Matamoros y la ciudadanía convocó a un paro nacional cuando se escuchó la voz del presidente durante la audiencia legal que se le estaba siguiendo a Baldetti y que lo incriminaban en el caso de defraudación aduanera. Finalmente, el 2 de septiembre de 2015 el presidente Pérez Molina presentó su renuncia, la cual fue aceptada por el Congreso de la República el 3 de septiembre, y ese mismo día fue juramentado Alejandro Maldonado Aguirre como el nuevo presidente, para culminar el período el 14 de enero del 2016.

Pérez Molina y Roxana Baldetti se caracterizaron por los excesivos actos de corrupción, por lo que ambos guardan todavía prisión.

 

Continuará…