PARTICIPACIÓN POLÍTICA

La comisión de asuntos electorales del Congreso de la República ha presentado la iniciativa 5886 que busca realizar reformas al Decreto 1-85 de la Asamblea Nacional Constituyente, Ley Electoral y de Partidos Políticos. Inmediatamente después de que obtuvo dictamen favorable no se hicieron esperar las reacciones tanto a favor como en contra de dicha iniciativa. En esta oportunidad quiero compartir algunos artículos que considero son positivos.

Fotografía de Cristina Chiquín

Las reformas que se proponen de los artículos 3, 7, 8 y 11 básicamente es una vinculación del sistema del Registro Nacional de Personas -RENAP- al sistema de Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral – (TSE). Específicamente se pretende que cuando una persona cumple 18 años y le extienden el Documento Personal de Identidad -DPI- automáticamente debe quedar inscrito en el Registro de Ciudadanos para que pueda ejercer o gozar de todos sus derechos ciudadanos entre los que se encuentran el derecho de elegir y ser electo.  Del mismo modo se actualizarán los datos del Registro de Ciudadanos en los casos de fallecimientos, en el momento cuando el RENAP inscriba un acta de defunción, automáticamente ese ciudadano se dará de baja en la base de datos del TSE y desaparecerá del el padrón electoral.

Considero que esto sí es positivo, entre las razones destaco el hecho de que hay miles o quizá millones de guatemaltecos que no se han inscrito en el Registro de Ciudadanos del TSE, (no se han empadronado) claro es un reflejo palpable de la apatía y desinterés por los asuntos de carácter político y cuando llegan las elecciones pues no puede ejercer el derecho de votar, situación que no ayuda al fortalecimiento del sistema democrático electoral que tenemos en Guatemala. También quizá no elimina por completo, pero minimiza la práctica malintencionada o descuido que se ha visto en repetidas ocasiones, que el Padrón Electoral contiene nombre y datos de personas fallecidas, o que los partidos presentan listados de afiliados con datos de fallecidos.

Actualmente el TSE, a través del departamento de Registro de Ciudadanos eroga grandes cantidades de dinero pagando medios de comunicación masiva para motivar a las personas a empadronarse, cientos de personas son contratadas y que vemos en centros comerciales brindando el servicio de empadronamiento de ciudadanos y actualización de datos.  Con ésta reforma el Estado garantiza a la ciudadanía de modo inmediato y ahorra el gasto relacionado con este registro.

Dentro de esta propuesta el TSE, argumenta que las reformas electorales están encaminadas a fortalecer a la institución, mediante la modificación de las normas dando por sentado que el cambio de ellas, ayudará a corregir y superar deficiencias que conducirían directamente al perfeccionamiento del proceso electoral.

Ahora bien, hoy he mencionado únicamente cuatro de los 50 artículos que están siendo reformados, es importante conocer los demás porque sin duda podría haber propuestas de reformas que, en lugar de fortalecer nuestro sistema democrático, podrían representar una verdadera amenaza.  Ya hemos perdido mucho con la politización del nombramiento de magistrados del Tribunal Supremo Electoral, es por ello que sigo exhortándolos a conocer qué se está haciendo en el Congreso de la República relacionado con el sistema electoral y la participación política ciudadana.

Fotografía de Cristina Chiquín