Miles de salvadoreños, entre ellos organizaciones estudiantiles, veteranos de guerra y colectivos feministas,  aprovecharon las fiestas de independencia este miércoles 15 de septiembre para tomar las calles de la capital y expresar su rechazo hacia el presidente de la república Nayib Bukele.

El Centro Histórico de la capital salvadoreña fue tomado por los manifestantes que desaprueban la concentración de poder ejercida por Bukele desde el organismo ejecutivo. Diversos sectores de la sociedad civil también expresaron su descontento ante la llegada del bitcoin como moneda de uso corriente al vecino país.

El presidente Bukele ha colocado en estado de alarma a la comunidad internacional y a la población salvadoreña luego de realizar una serie de modificaciones en las estructuras del gobierno donde destituyó a varios jueces de la Sala Constitucional aprovechándose de la mayoría que posee en el Congreso.

Distintos analistas políticos coinciden en que los movimientos de Bukele tienen por objetivo darle solidez a su figura en lo que constituye un inequívoco paso hacia el autoritarismo. A criterio de diputados de oposición, las maniobras del presidente salvadoreño son un golpe casi mortal a la independencia de poderes y por consiguiente la democracia.