El expresidente Otto Pérez Molina permanece actualmente hospitalizado en el Hospital Militar, sin embargo su situación podría cambiar luego de un nuevo dictamen médico emitido por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF).

El informe médico establece que el estado de salud del exmandatario, acusado en varios casos de corrupción, no amerita su hospitalización por lo que ahora podría volver a ser trasladado a la cárcel de Mariscal Zabala.