PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Estas dos organizaciones tienen como fin último promover la elección de autoridades y la limitación para el comité cívico es que su actuar únicamente tiene cobertura en el municipio. Ambas organizaciones tienen derechos y obligaciones muy semejantes. Los partidos políticos tienen los siguientes derechos: a) Postular candidatos a elección popular; b) Fiscalizar todas las actividades del proceso electoral; c) Designar a sus respectivos fiscales nacionales; d) Denunciar ante el Tribunal Supremo Electoral, cualquier anomalía de la cual tengan conocimiento y exigir que se investiguen las actuaciones que vulneren las normas y principios de la legislación electoral y de partidos políticos; e) Previa solicitud por escrito, podrán gozar del uso gratuito de los salones municipales y otras instalaciones municipales adecuadas para celebrar asambleas y hasta para reuniones cada tres meses; g) gozar del uso de postes ubicados en la vía pública y de otros bienes de uso común, para colocación de propaganda electoral, siempre y cuando su propósito no sea incompatible para ese fin.

Dentro de las obligaciones se pueden mencionar: a) Desarrollar sus actividades de proselitismo, formación ideológica, captación de recursos y de participación en procesos electorales conforme a la ley y con apego a los principios que les sustentan; b) propiciar la participación de los distintos sectores ciudadanos del país en la política nacional. Para ello, los partidos podrán impulsar la participación femenina y demás sectores en sus listados de candidatos a cargos de elección popular; c) fomentar la educación y formación cívica de sus afiliados; d) Promover el análisis de los problemas nacionales.

Los derechos y obligaciones anteriores también son aplicables a los comités cívicos electorales y a las asociaciones con fines políticos. Aunque éstas últimas tienen por finalidad esencial “el conocimiento, estudio y análisis de la problemática nacional” y son asociaciones con fines de cultura y formación política.

Fotografías de Simone Dalmasso

Los comités cívicos son organizaciones políticas, de carácter temporal, que postulan candidatos a elección popular para integrar corporaciones municipales, tienen su propio marco legal pero es limitado en comparación al partido político. No obstante también deben presentar informes ante el Tribunal Supremo Electoral, pero también padecen de los mismos vicios de los partidos, ya en el 2019 según el TSE, solo 6 comités cívicos electorales de al menos 122 presentaron sus informes de gasto de campaña hasta antes del mes de mayo del año electoral recién pasado.

Al contrario de los partidos políticos, los comités cívicos no reciben financiamiento público, y el financiamiento privado debe equivaler a 10 centavos de dólar por cada ciudadano empadronado en su municipio. El inciso f) del artículo 21  de la norma electoral señala: “Los comités cívicos electorales únicamente se financiarán con aportes privados, tendrán como límite de gastos electorales el equivalente en quetzales US$.0.10 por cada ciudadano empadronado de la circunscripción municipal.

Continuaremos compartiendo más información para que aprender y sentirnos  más ciudadanos y no simples vecinos de lugar donde residimos, es oportuno recordar que el año próximo será año electoral y debemos prepararnos para entender dicho proceso, porque ejercer su derecho ciudadano, ¡de usted depende!.