El Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) le dio en la nuca a las clicas conocidas como la Unión del Cambio Nacional (UCN), el Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), entre otras… Sin embargo, estos partidos políticos delincuenciales siguen vigentes gracias a diversos recursos planteados por sus representantes.

Marito Estrada, bien majeado por la DEA, ahora pasa sus días en una prisión de EE. UU.

El 29 de enero, el pleno de magistrados del TSE declaró sin lugar el recurso de apelación presentado por el líder indiscutible y representante legal de la clica del UCN (el partido de los narcos). La auditoría financiera que le recetó el tribunal determinó que unos 15 melones de quetzalcuacos fueron tirados por la ventana en la campaña electoral del 2015 sin ser reportados. Se hizo entonces la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público, sin embargo, recientemente el TSE le pasó el norte al vespertino La Hora, sobre las diligencias legales hechas por susodicha clica para evitar la extinción del partido.

La clica del FCN-Nación, inició su vía de extinción legal desde 2018, pero volvió a parir la abuela y evitaron su cancelación definitiva presentando varias argucias legales…

Tales recursos aún no han sido resueltos, lo que ha impedido “al TSE avanzar con procesos de sanciones, multas y cancelaciones”.

La organización criminal que llevó al poder a Timmy Moralejas (FCN-Nación) le metió ficha a la campaña haciendo desembolsos anónimos canalizados a través de NOVASERVICIOS Sociedad Anónima, un total de Q15 melones que no reportaron.

Javier Hernández del bloque mafioso FCN-Nación.

Contraria a esta lentitud caracolesca, esta trágica semana, tras una denuncia presentada por el TSE el 6 de noviembre de 2020, la Fiscalía contra Delitos Electorales mandó enchachar a varias personas, entre las cuales está el exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solórzano Foppa, y el exanalista de la CICIG, Aníbal Antonio Argüello Mayen, por supuestamente haber “insertado hechos y actos falsos” en el acta notarial  para la constitución de un nuevo partido político, el 1 de marzo de 2020. Aquí sí, ni lentas ni perezosas las autoridades salieron a la busca de Foppa y Argüello Mayen, con el agravante de usar vehículos sin placas para interceptarlos en plena calle, a la vieja usanza de las dictaduras contrainsurgentes de los años 80.…

Foppa es famoso por haber recetado poderosas multas a empresaurios desfalcadores, y Argüello por investigar la corruptela de Otto Pérez Molina (quien fuera absuelto esta semana en uno de sus tantos crímenes de cuello blanco) … Ahora están pagando por haber hecho lo correcto, durmiendo en una cárcel, hasta tener su audiencia de primera declaración el próximo 27 de mayo, en el Juzgado Sexto Penal.

Solórzano Foppa en la Torre de Tribunales.