PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Históricamente hemos visto que, en nuestro país, pareciera que la participación en un partido político es una actividad reservada sólo para hombres. Sin embargo, dando una mirada hacia la historia de la humanidad podemos ver que el fenómeno es generalizado. Se puede encontrar varias y diversas explicaciones sobre la situación según sea el enfoque que se le quiera dar, en este artículo sólo quiero compartir datos de cómo ha sido la participación de la mujer en el Congreso de la República de Guatemala, porque si decimos que en nuestro sistema de gobierno impera la democracia representativa, entonces el congreso es la expresión de la elección de los ciudadanos.

Vamos a partir sobre el hecho que en Guatemala las mujeres conforman el 54% del padrón electoral, entonces ¿Por qué no hay más mujeres en el Congreso? Pareciera que las mujeres no votan por candidatas mujeres o es que tiene que ver con la campaña electoral.  Quizá podríamos pensar que los hombres tienen más recursos económicos para comprar votos mediante los regalitos que llevan en campaña o tienen mejores discursos que convencen en comparación con las mujeres o simplemente es la expresión de la sociedad machista donde la discriminación y exclusión de la mujer está a la orden del día.

Fotografía cortesía de Vivamos Mejor Guatemala

Veamos los siguientes datos: Al inicio de esta era democrática, 1986-1990 la representación de mujeres en el Congreso fue del 6.9% de 100 diputados 7 fueron mujeres y hombres 93. Esta brecha en la participación femenina se mantiene en pleno siglo XXI.

Del 2007 al 2019 el porcentaje de mujeres candidatas con respecto al total de postulaciones al Congreso pasó del 22.06% al 27.61%, una mejoría de 5.55% en 12 años. El siguiente cuadro ilustra lo anteriormente dicho y también la cantidad de mujeres que candidatearon.

Año ElectoralNo, de mujeresPorcentajeNo, de HombresPorcentaje
200741922.06148077.94
201140824.36124775.64
201540425.54117874.46
201980927.61212272.39

 

Lo que se puede observar es que en 2019 hubo mayor participación de mujeres candidatas durante las elecciones, pero pocas ganaron una curul. El número de candidatas creció, pasando de 404 inscritas en 2015 a 809 en 2019. Dado que la tendencia es que se impulse más la participación de mujeres, pero también se sabe que quienes ocupan la primera y segunda casilla en la candidatura, son quienes tienen la mayor posibilidad de ganar  muchas mujeres son anotadas en casillas inferiores con pocas probabilidades de ganar en las elecciones.

Según datos del TSE, en promedio, solo el 13.37% de las 554 personas inscritas en primera casilla, durante las elecciones 2019 tanto en listados distritales como en Listado Nacional son mujeres. Actualmente sólo el 19.38% de los diputados de la Legislatura 2020-2023 son mujeres, únicamente 31 congresistas de 160 son mujeres en el Organismo Legislativo.

Seguiremos analizando las causas de este fenómeno para identificar aspectos a evitar en el año próximo que tendremos nuevas elecciones.