El ingenio criminal de la chapinada no deja de sorprender a los agentes del orden quienes día a día se exponen a las situaciones más inverosímiles. En esta ocasión le llegó el turno a un menor de edad quien fue sorprendido por los uniformados de la Policía Nacional Civil (PNC) cuando llevaba un peligroso explosivo artesanal escondido en lo que aparentaba ser un regalito.

Los investigadores de la División Antipandillas (Dipanda) de la PNC presumen que el adolescente (15 años) integra las filas de la pandilla conocida como «Barrio 18».

El menor fue detenido a inmediaciones de la 0ª calle C, y 2ª avenida la zona 21 cuando en una caja envuelta en papel de regalo llevaba un artefacto explosivo improvisad. Según el análisis de la División de Investigación y Desactivación de Armas y Explosivos (Didae) se trata de una peligrosa bomba de carácter artesanal, por lo anterior, el joven fue remitido al juzgado correspondiente para dilucidar su situación penal.

 

Nota del editor: La foto destacada en esta nota fue usada únicamente como cebo con el afán de promover la lectura.