Este martes por la madrugada y tras un tenso diálogo, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) consiguieron liberar a Adela Choc Cuz y a su hija, ambas habían sido acusadas de brujería y retenidas ilegalmente por pobladores de la alde Chichipate, en el municipio de El Estor, Izabal.

Tras casi 24 horas de haber sido retenidas y luego de que estuvieran a punto de ser quemadas, las mujeres fueron rescatadas por las autoridades. Según medios locales, la familia de un pastor evangélico estaría detrás de lanzar las acusaciones de brujería en su contra y fue en la casa de este líder religioso que se rescató a las dos mujeres.

Al ser informados sobre la retención ilegal, las autoridades acudieron al lugar sin imaginar que serían recibidos con violencia por los pobladores quienes les lanzaron una lluvia de piedras y quemaron una vivienda de la aldea.

Tras poner en marcha los protocolos de seguridad, la PNC y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) lograron entablar un diálogo con la enardecida turba. Según los agentes, los pobladores exigían una cantidad de dinero para el tratamiento de una adolescente quien supuestamente había sido víctima de brujería.

Choc Cuz presentó una denuncia penal en el Ministerio Público (MP) luego de ser víctima de una retención ilegal  por más de 18 horas en la aldea Chichipate. La anciana teme sufrir alguna represalia si regresa a la comunidad.