Una alerta ciudadana puso en movimientos las acciones del personal de la Policía Nacional Civil (PNC) y gracias a su oportuna intervención se logró salvaguardar la integridad física de una recién nacida que había sido abandonada.

Los agentes del orden se sorprendieron al escuchar los gritos desesperados de una bebé que provenían del interior de una vivienda. Los policías fueron presas del asombro al encontrar a una recién nacida abandonada a su suerte en una pila.

De inmediato procedieron a ponerla a salvo ya que la bebé se encontraba apenas cubierta por una sábana. La recién nacida fue trasladada a un centro asistencial para realizarle una revisión médica exhaustiva y descartar posibles daños a su salud.

Ahora se ha iniciado un proceso de investigación para determinar quién abandonó a la menor en circunstancias tan inhumanas.