Como ya habrán notado apreciables lectores, la delincuencia anda chucha en toda la república de Guatemala y por ello los devotos del crimen utilizan las más variadas artimañas para conseguir sus sucios propósitos.

Esta es la triste historia de un hombre de la tercera edad (84 años) quien al intentar vender un automóvil de su propiedad encontró la muerte.

Este tétrico crimen comenzó el martes 28 de junio del presente año. Según investigaciones de la Policía Nacional Civil, ese fatídico día los criminales engatusaron a su víctima con una supuesta generosa oferta para adquirir su vehículo.

Lo que la víctima ya no supo es que estos criminales acabarían con su vida para robarle el carro y luego abandonar su cadáver en un sector de San Juan Sacatepéquez (en la ruta que conduce a Sajcavilla).

Fotografía cortesía de la Policía Nacional Civil

Un modus operandi bastante fúnebre

Tras robar el vehículo y matar al propietario, los criminales tuvieron el descaro de poner en venta su botín a través de Facebook. Solo faltaba que se encontraran con otras sanguijuelas iguales a ellos que los engañaran, los citaran para matarlos, les robaran otra vez el carro y aquello de “ladrón que roba a ladrón…”, pero para su fortuna fue aparentemente un incauto comprador de 23 años a quien días después  los siempre chispudos agentes de la División Especializada en Investigación Criminal (Deic) le marcaron el alto y  le indicaron que conducía un vehículo con reporte de robo. Los de la Deic recuperaron el Mitsubishi, de la línea Lancer, P-668BZD, modelo 2,003, color gris oscuro, en la 3ª calle y 2ª avenida, Ciudad San Cristóbal, zona 8 de Mixco.

Ya se la saben queridos lectores, siempre sobres.