Todo parece indicar que el subinspector de la Policía Nacional Civil, José Daniel Pazos Cuellar, andaba en malos pasos, esto tras ser capturado por sus propios compañeros ya que tenía una orden de aprehensión sindicado por el delito de agresión sexual en contra de una niña de apenas 12 años.

Pazos Cuellar, de 33 años, fue puesto a disposición del tribunal  correspondiente para que esclarezca su situación luego de que investigadores de la División de Análisis Estratégico de la Inspectoría General de la PNC cumplieran con la orden de captura girada el pasado 17 de julio del presente año.

Lo anterior activa todas las alarmas ciudadanas ya que uno esperaría que los agentes policiales encargados de la seguridad de las guatemaltecas fueran ajenos a cometer este tipo de crímenes en contra de la población más vulnerable. La recomendación desde Indagador SVC es a romper el silencio y exponer las malas prácticas de cualquier servidor público.

El subinspector Pazos Cuellar al ser conducido a la Torre de Tribunales

En días recientes cobró relevancia de otros agentes de la PNC capturados por hacer disparos al aire sin justificación y otros por extorsionar a un ciudadano. Según información proporcionada por el ministerio de Gobernación, la instalación policial mantiene un proceso de depuración constante.