Un guatemalteco sacó la casta y traerá a casa el principal premio otorgado por el Concurso Internacional de Fotoperiodismo Andréi Stein.

No es usual que los guatemaltecos destaquemos a nivel internacional en cuestiones que no estén vinculadas a la violencia y el drama humano en general. Aunque esta nota no se aleja en sí de esos tristes y completamente prevenibles temas, es una clara muestra de que con dedicación y esfuerzo, la mara que le mete amor y candela a lo que hace, tarde o tempranamente será reconocida aquí o en cualquier parte del mundo. Tal es es caso del fotoperiodista guatemalteco Esteban Biba quien trabaja para la agencia internacional EFE y acaba de recibir un galardón internacional por una imagen suya captada en Vado Hondo, Chiquimula en el año 2021.

Esta no es la imagen ganadora pero ilustra la situación. Fotografía de Esteban Biba

La captura en cuestión lleva por título «Muro de escudos» y muestra el sufrimiento que miles de migrantes latinoamericanos deben soportar en su odisea para llegar a EE. UU. y toparse con las medidas represivas implementadas por el gobierno del Dr. Alejandro Giammattei Falla.

Sobre el premio

El certamen internacional comenzó a celebrarse en el 2015. La competencia solo permite participantes comprendidos entre los 18 y 34 años y tampoco es que haya estado fácil porque se presentaron más de 3 mil obras de 54 países para competir en 4 categorías.

Biba como fotoperiodista

El ojo fotográfico de Biba es según este humilde redactor uno de los más agudos de Iximulew, sus imágenes a veces son conmovedoras a veces desgarradoras y crueles, pero nunca te dejan indiferente. Esteban está respaldado por más de una década dedicada al fotoperiodismo, en donde se ha rifado el físico arriesgando incluso la vida. Este año participó como corresponsal cubriendo la guerra en Ucrania. A lo anterior se suma «Dispara y después sonríe», su primer libro, que incluye además de sus icónicas imágenes algunas anécdotas existenciales de su carrera detrás de la cámara.

Esta tampoco es la imagen ganadora pero también ilustra la situación en cuestión. Fotografía de Esteban Biba