SIN TAPUJOS

El fin de semana recién pasado, sucedieron varias proclamaciones de candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República, como también para diputados. Pareciera que los politiqueros de los grupúsculos de amigos y financistas, porque para mí no son organizaciones políticas, han ungido a sus candidatos para las próximas elecciones a celebrarse en el año que está por venir.

Fotografía de Fernando Chuy

Los partidos Valor-Unionista, cuyos dueños son Zury Ríos, hija del detestable Efraín Ríos Montt, y Álvaro Arzú Escobar, hijo del otro detestable Álvaro Arzú Irigoyen, respectivamente. Ambos decidieron hacer coalición y proclamaron al binomio Zury Ríos y Héctor Cifuentes. A la Ríos en las elecciones pasadas no se le permitió participar de acuerdo al artículo constitucional 186 literal C, pero como aquí en Guatemala nuestra Carta Magna ha sido la más violada, no sería raro que ahora sí le permitan participar, porque tiene a dos magistrados en la Corte de Constitucionalidad (Corte de Corrupción) CC, que pueden hacer hasta lo imposible para que ella participe. En cuanto al vicepresidenciable, es una buena persona, fue un incondicional de Álvaro Arzú, y fue señalado por el caso Caja de Pandora, pero la CC resolvió que no fuera juzgado.

Lo más detestable en esta coalición, son las candidaturas a diputados por el listado nacional y distrito central de Sandra Jovel, excanciller, y del impresentable Enrique Degenhart, exministro de Gobernación ambos del desgobierno de Jimmy Morales. Recordemos que Degenhart, en una actitud de humillación firmó ante la mirada del expresidente Donald Trump, que Guatemala fuera un país seguro para los intereses de Trump.

El partido Cabal, de Edmond Mulet, declaró candidatos a Mulet y Max Santacruz como el binomio presidencial. Como candidatos a diputados sobresalen Julio Héctor Estrada exministro de Finanzas de Jimmy y excandidato presidencial por el partido Creo en las elecciones pasada, y también va el exdiputado por el partido Lider del mal recordado Baldizón.

El partido Humanista que anteriormente postuló a Mulet, ahora va el dueño de dicha organización, Rudy Lecsan Mérida y Rubén Darío Morales. Lecsan Mérida ha sido un incondicional del actual desgobierno, pues su bancada en el Congreso, ha demostrado el servilismo ante el partido oficial, y tiene una triste recordación de legislaturas anteriores.

El Partido Podemos, de Roberto Arzú, otro hijo del mal recordado Arzú Irigoyen, va como presidenciable y su compañero es David Pineda Barrios. De Arzú ya conocemos su triste recorrido en la política desde cuando su padre fue gobernante. Pineda Barrios fue abogado de Alfonso Portillo y en el año 2014 fue detenido por hacer escándalos en la vía pública.

Lo más inaceptable es que con este partido van como candidatos a diputados los indecentes Roberto Villate y Arístides Crespo, el primero al Congreso, éste fue el brazo derecho de Baldizón; y el segundo al Parlacen, éste acaba de salir de prisión, y fue el eterno diputado por el departamento de Escuintla.

Como vemos, el panorama de las próximas elecciones no es para nada atrayente ni prometedor, sigue siendo más de lo mismo, y cada vez Guatemala se hunde, porque estos pícaros politiqueros hacen lo que quieren, porque creen que los guatemaltecos no tenemos memoria histórica, y por ello, llevan a lo más podrido de la politiquería nacional.

Más adelante estaremos viendo otras candidaturas de lo más nefasto y no nos causará ninguna sorpresa.

Guatemaltecos, abramos los ojos, no nos dejemos llevar por las falsas promesas, porque todos ofrecen y a la hora de la hora, nada cumplen, para muestra un botón, el actual gobernante de todo lo que ofreció, nada ejecutó, tampoco cumplió con la forma en que no quería ser recordado, porque en ello, ya es super inmortalizado.

 

¡NO NOS VAN A CALLAR! 

 

El correo de Valerio [email protected]