La lava que fluye en el volcán de Pacaya se ha convertido en el toque distintivo que tienen las pizzas preparadas por David García, un chef emprendedor al que un día se le ocurrió la brillante idea de preparar este platillo a las faldas del coloso de Escuintla.

UNA EXPERIENCIA GASTRONÓMICA DISTINTA

Degustar una pizza en pleno volcán es una verdadera aventura que, aunque parezca riesgosa no lo es. Llegar al volcán ubicado en el municipio de San Vicente Pacaya puede representar un esfuerzo adicional (45 kilómetros separan a este poblado de la Ciudad de Guatemala), no obstante,  quienes han vivido la experiencia no dudan en afirmar que sí vale la pena.

Los comensales se acercan al lugar a pie o a caballo, un recorrido que permite disfrutar del paisaje y la naturaleza propias de uno de los tres volcanes activos en Guatemala. Al culminar el ascenso, los visitantes hacen su pedido y 10 minutos después su pizza está lista.

El chef García debe estar atento y vigilar para que los moldes rectangulares en los que cocina las pizzas no se los lleven los ríos de lava. Él usa ropa especial para protegerse de las altas temperaturas. Existen numerosas variedades sabores y las porciones son cuadradas, las más solicitadas son las de pepperoni y salami.

 

CÓMO VIVIR LA EXPERIENCIA

Quienes deseen probar las pizzas volcánicas de García deben reservar con anticipación debido a que no se permiten ascensos al Pacaya sin el acompañamiento de un guía. Las reservaciones pueden hacerse a través de un mensaje directo a García a través de Instagram (pizzapacayadedavid).