l ministerio de Salud confirmó hoy durante una conferencia de prensa la muerte de una mujer guatemalteca víctima de mucormicosis. La paciente de 56 primaveras no aguantó presión víctima de una infección producida por el mentado hongo negro.

El caso movió el ambiente noticioso a finales de junio cuando las autoridades del Hospital General San Juan de Dios anunciaron detalles sobre la aparición del temido hongo. La paciente entró al nosocomio afectada por una infección de Covid-19 y según los médicos padecía además de diabetes.

Fotografías de Simone Dalmasso

NADA NUEVO BAJO EL SOL… ¿O SÍ?

Según Erwin Calgua, el mero mero tatascán del Departamento de Epidemiología del San Juan de Dios, este hongo no es novedad en Guatemala. Según el doc Calgua se han contabilizado 5 casos en años recientes. Lo que sí pone la piel de gallina es que ahora que el Covid-19 campea libremente en el país, una infección combinada con el hongo negro es prácticamente una sentencia de muerte, principalmente en aquellas personas que tienen las defensas bajas o bien padecen de cáncer o alguna enfermedad de aquellas bien peludas.

Aunque el hongo negro no se contagia de persona a persona sí que está presente en cualquier parte del ambiente y como señalamos arriba afecta principalmente a gente con el sistema inmunológico deficiente, por eso aprovechamos la ocasión amable lector para recordarle que se alimente sanamente y aproveche cualquier oportunidad para fortalecer su sistema cardiovascular con un poco de ejercicio.