Agentes de la Polaca, comisaría 14, informaron que capturaron a dos “presuntos” sicarios de la mara 18. Uno de ellos es un patojo imberbe de 17 años, callado y tímido en su mirada, del cual se nos prohíbe dar el nombre. El otro aparente enviado plenipotenciario de Satanás, José Camilo Enrique Suchi Patzán, 29 primaveras cumplidas, es mejor conocido en el hampa como “El Guayno”. Se les incautó una fusca que se registra como robada, con 16 municiones en la tolva.

Según el informe de la Jura, estos querubines del averno se dieron a la fuga acelerando la moto cuando unos agentes les marcaron el alto sobre la 7 avenida y 3 calle de la colonia Landívar, zona 7. La cansada persecución finalizó por la 21 calle y 29 avenida, colonia El Incienso, zona 3, en el carril auxiliar del Anillo Periférico, donde los perseguidos lamentablemente derraparon en la cinta asfáltica, lesionándose las nápiras. Luego de los primeros auxilios de rigor, fueron trasladados a un centro asistencial, quedando bajo custodia policial, puestos a disposición de un centro inquisitorial competente.

AKA “El Guayno”, tiene orden de aprehensión por el delito de encubrimiento propio, requerido por un juzgado de Mixco.

La supuesta investigación policial, apunta a que los truchitas tenían planeando un ataque muy verraco en la zona 3, que lamentablemente —para ellos— se siniestró, gracias a esos héroes anónimos, incorruptibles y uniformados que los persiguieron como si en lugar de mareros fueran diputados.