Otro episodio de impunidad se vivió ayer en Ciudad de Guatemala luego de que los magistrados de la Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Baquiax, Pineda Barales, Fernández Ortiz y Dubón Gálvez confirmaron la sentencia absolutoria para los acusados en el caso “IGSS-PiSA”.

La confirmación de dicha resolución absolutoria beneficia al ex militar Juan de Dios Rodríguez (ex presidente del IGSS) y al hijo de la impresentable ex magistrada Blanca Stalling, Otto Molina Stalling. También resultaran beneficiados otros miembros de la junta directiva: Max Erwin Quirin, Julia Amparo Lotán, Julio Roberto Suárez

Los personajes mencionados anteriormente eran señalados de permitir a través de actos fraudulentos la contratación de una empresa sin experiencia (Droguería Pisa) para atender a pacientes con problemas renales (tratamientos de diálisis) en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. La empresa Pisa no tenía capacidad para realizar dichos tratamientos y muchos pacientes se quejaron de dolores y de la mala calidad de los medicamentos suministrados, posteriormente decenas de ellos murieron en circunstancias en las que se vinculaba a Pisa.

Los hoy beneficiados por la impunidad imperante en la CSJ habían sido condenados en 2018, sin embargo, apelaron el fallo de la corte y durante el 2019 fueron absueltos por la Sala Tercera de Apelaciones.

Juan de Dios Rodríguez, ex presidente de la junta directiva del IGSS y amigo de confianza del ex presidente Otto Pérez Molina.