SIN TAPUJOS

Continuando con mi artículo declarando NON GRATO a otros funcionarios de los diferentes estamentos del Estado. Al gabinete de Alejandro Giammattei, juntamente con su grupo de ineptos y corruptos, y con la renuncia de Josué Edmundo Lemus como ministro de Comunicaciones, se sumó Javier Maldonado Quiñonez, quien era viceministro de Edificios Estatales y Obras Públicas, una dependencia de reciente creación que se la inventó Giammattei, para darle oportunidad a otro sinvergüenza para que haga pisto a nuestras costillas.

Javier Maldonado Quiñonez, el nuevo ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda.

Maldonado Quiñonez según algunos señalamientos es apadrinado por Leyla Lemus, magistrada de la Corte de Constitucionalidad muy marcada por sus acciones inmundas, y también de Guillermo Sosa, primo de Zury Ríos Sosa, que fungió como viceministro de Comunicaciones con el gran pícaro de Alejandro Sinibaldi, además aparece marcado en la Lista Engel por participar en un esquema de sobornos. Lo que presagia que Maldonado Quiñonez también muy cercano al narcopartido UCN, será otro más de los malandrines de este desgobierno, por lo que me anticipo a declararlo Non Grato.

También declaro NON GRATO a “La Cruella de Vil I” -hay otras más- Patricia Valdés, presidente de la Corte Suprema de Justicia, junto con los magistrados y jueces vendidos y aliados con la corrupción, como el magistrado Manuel Duarte, también señalado en la Lista Engel. Excluyo de esa declaración a las magistradas María Eugenia Morales, Delia Dávila, a los jueces Erika Aifán, Miguel Ángel Gálvez, y otros juzgadores que se han desempeñado con honestidad, rectitud e imparcialidad.

El recién electo magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Manuel Duarte, aparece en la «Lista Engel».

A la fiscal general Consuelo Porras “La Cruella de Vil II” y su equipo de indecentes que tiene en el Ministerio Público (MP), a excepción del fiscal Juan Francisco Sandoval de la FECI y otros fiscales que han tenido el coraje de realizar un excelente trabajo y que se han distinguido por su profesionalismo. La fiscal general se ha plegado a los caprichos de Giammattei, por el hecho de que él desde el inicio de su gestión la llamo “su amiga”, pero lo que no sabe esta señora, fue que lo dijo para tenerla de su lado, pero cuando le deje de servir, una patada le va a dar, porque esa es su forma de operar. La jefa del MP se ha instalado en la FECI, la ha paralizado por tiempo indeterminado y está haciendo la revisión de cada investigación que se trabaja en esa fiscalía, lo cual le puede llevar algunos meses, por lo que todo el personal de la FECI no podrá hacer mayor cosa estos días.

Luis Miguel Martínez Morales AKA Miguelito

Cuando el río truena es porque piedras trae, y se escucha por todos lados que Miguel Martínez Morales mejor conocido como “Miguelito” se fue de viaje a España con sus papás, y para mientras la Cruella II hace todas las movidas necesarias para protegerlo porque no goza de antejuicio, y después pueda venir al país sin ningún problema, porque usted señora Fiscal General ya le habrá desvanecido todos los clavos. La semana pasada para continuar haciendo más porquerías en el desgobierno, el subcomisario de Policía Nacional Civil (PNC), Marco Vinicio Castillo, en un oficio circular ordena a jefes de Departamento y Sección de la PNC, haciéndoles ver que cualquier requerimiento formulado por el Ministerio Público, debe contar con el visto bueno de Consuelo Porras y deben ser dirigidos por el director general del ramo, lo que hace que se centralice todo en ella. Lo complicado va a resultar cuando tengan que andar tras la firma de doña Desconsuelo sobre asuntos muy delicados. Esto definitivamente es una orden emanada por el inepto Alejandro Giammattei. A la fiscal general por algo le dicen “Desconsuelo”, porque los guatemaltecos no hemos encontrado ni una pisca de consuelo ella, porque no ha tenido el valor de poner a todos los puercos en su lugar, identificándose a plenitud con ellos. Con respecto a las vacunas, se ha hecho de la vista gorda, no hemos visto que haya realizado alguna investigación sobre el famoso contrato con Rusia, su silencio absoluto la hace cómplice de todos estos males.

El Contralor Edwin Humberto Salazar Jerez.

El Contralor General de Cuentas (CGC), Edwin Salazar Jerez, es otro merecedor de ser declarado NON GRATO, ha demostrado una inacción en el control de los gastos ocurridos por la pandemia. Tampoco se ha pronunciado con respecto al pago anticipado de los Q614.5 millones sin que tengamos alguna garantía de que las mismas vendrán. Salazar Jerez como jefe de la CGC, evadió sancionar los actos de corrupción en el Ejecutivo, como también fiscalizar a los partidos políticos, aunque el artículo 21 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos, establece que es a requerimiento del Tribunal Supremo Electoral, pero el artículo Bis establece que “el Estado contribuirá al financiamiento de los partidos políticos a razón del equivalente en quetzales de dos dólares de los Estados Unidos de América”, por lo que la CGC tiene la harta obligación de fiscalizar el buen uso y manejo del dinero que reciben los partidos políticos del Estado.

Esto no termina aquí, continuaré…