Tal y como se ha comentado, nuestras autoridades pareciera que no cometen errores, sino que sus decisiones LAS TOMAN CON HECHO PENSADO.

Se evidencia que no son tontos o ineficientes, sino que llevan a cabo todo lo necesario para seguir haciendo negocios particulares, ya sea otorgando concesiones de los bienes del Estado, o abiertamente robándose el presupuesto nacional. Desgraciadamente, esto es así a todo nivel. Ponemos mucha atención y se critica al presidente, y por eso no nos percatamos que a nivel municipal es igual o peor, ya que si sumamos lo que se pierde en “malas decisiones” municipales, podría igualar el robo a nivel de gobierno central.

Fotografías de Carlos Alonzo

Veamos más ejemplos para que podamos salir del engaño en el que nos tienen:

¿Medidas presidenciales y municipales de cierre a los lugares públicos al aire libre, pero dejan abiertos los centros comerciales? realidad: pareciera que no entienden que es más fácil el contagio en lugares cerrados que abiertos, pero no les importa la gente. Hay acuerdos con sectores económicos para que no dejen de vender sus productos.

¿Publicidad gubernamental de donación de vacunas? Realidad: ocultar los negocios privados y el robo del dinero destinado a salvaguardar la salud de los guatemaltecos.

¿Confidencialidad de los contratos de concesiones? Realidad: ocultar las comisiones y negocios que involucran a los funcionarios, para que ya firmados los contratos lesivos al Estado, sea imposible poder revertirlos a pesar de ser dañinos para la mayoría de la población.

¿Obras municipales y pasos a desnivel en el año preelectoral? Realidad: ocultar la falta de decisiones estructurales, y utilizar la infraestructura para negocios privados, para no invertir en decisiones difíciles pero que podrían reducir o mejorar la movilidad en las ciudades. Al final, el único cambio es que las colas se hacen bajo tierra, ya que no siempre aumenta el número de vehículos en circulación.

¿Decretar estado de prevención, en teoría para evitar contagios, pero no enviarlo al Congreso para su conocimiento? Realidad: algo tan ilógico, genera confusión y no hay explicación evidente.

Cortinas de humo, mientras que la gasolina sube, la canasta básica aumenta, se firman contratos dañinos y los funcionarios electos sin trabajar ni proteger los intereses de la población.

Seguro usted, conoce muchos ejemplos más…

Fotografía de Carlos Alonzo