El Decreto 27-2022, Ley de Interés Preferencial para Facilitar el Acceso a la Vivienda Social entró en vigencia durante el año 2022 luego de ser aprobado por los diputados de la IX legislatura. Dicha ley tiene como objetivo beneficiar de manera directa a las familias guatemaltecas, con la opción de compra de una vivienda digna, segura y propia, a través de créditos que tendrán tasas de interés bajas y que serán pagados en un largo plazo.

Fotografía de Roberto Aguja

Según expertos en el tema inmobiliario, la nueva normativa beneficiará a la economía a nivel nacional, poniendo como ejemplo que a más oferta de viviendas se incrementarán las oportunidades laborales, entre otros factores. La ley estipula como beneficiarios a  los matrimonios, parejas en unión de hecho, adultos con familiares dependientes, madres o padres solteros, madres o padres viudos, entre otros sectores de la población. Asimismo, faculta al Organismo Ejecutivo para que amortigüe durante los primeros siete años los intereses a pagar, a través de un subsidio de hasta un 40% de la tasa por los primeros cuatro años y el 30% para los siguientes tres años.

Esta normativa también otorga un período de diez días de gracia sin el cobro de ningún recargo o moratoria del pago mensual, al momento que el beneficiario se retrase en el abono del mismo. A este beneficio también podrán aplicar cualquier persona o grupo familiar en relación de dependencia.

Fotografía de Roberto Aguja