Diputados del Congreso de la República aprobaron anoche por mayoría (112 votos) la denominada Ley para Fortalecer el Mantenimiento y Construcción de Infraestructura Estratégica (Decreto 21-2022) hará que más de Q3,000 millones sean destinados para señalización, recapeo y construcción de rutas. La mayor parte de estos recursos serán ejecutados por la Dirección General de Caminos y Covial del ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi).

El referido aumento al presupuesto del ministerio de Comunicaciones activó todas las alarmas ciudadanas pues el momento es propicio para que el dinero sea usado con otros fines ya que nos encontramos en un año preelectoral y no sería de extrañar que las obras fueran sobrevaloradas para sacarles lo que se conoce como «moco». Vuelve a la memoria de la ciudadanía los trinquetes ejecutados por los exministros Alejandro Sinibaldi y José Luis Benito, quienes están señalados por tremendos actos de corrupción mientras dirigieron el ministerio de Comunicaciones durante la presidencia de Otto Pérez Molina y Jimmy Morales.

Según el Consejo Nacional Empresarial (CNE) esta ampliación presupuestaria aprobada por el Legislativo “es un fraude de ley, es irresponsable y obedece a intereses oscuros”.

Fotografía de Fabricio Alonzo

Se tiene previsto que el dinero de la ampliación recién aprobada en el Micivi servirá para la reparación y construcción de 718 kilómetros de las rutas nacionales y departamentales. Durante esa misma jornada los diputados también aprobaron un subsidio millonario que beneficiará a los empresarios de los combustibles y mandaron a archivar la polémica Ley por la Vida y la Familia (que había nacido muerta por inconstitucional).