El objetivo de la reforma propuesta por el diputado del bloque Podemos, José Alejandro de León es beneficiar a los más de 107 mil jubilados del Estado con un aumento a sus pensiones.

Según De León Maldonado, es necesario reformar el Artículo 62 de la actual Ley de Clases Pasivas Civiles del Estado, sobre la estabilidad financiera del régimen, que exige que se efectúen revisiones técnicas y actuariales, por lo menos cada cinco años, sin embargo, desde el año 2006 no se han practicado.

El Decreto Número 63-88 se enfoca en las pensiones que causen a su favor o a favor de sus familiares los trabajadores civiles del Estado, comprendidos en los artículos 144, 145 y 146 de la Constitución Política de la República de Guatemala y que presten o hayan prestado servicios en los Organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

El legislador enfatizó de la importancia de hacer gradualmente incrementos a las pensiones de las Clases Pasivas del Estado, debido a las necesidades que se suscitan a consecuencia del incremento de la canasta básica y el estudio actuarial actual se realizó hace 16 años y para poder hacer válido los incrementos es requisito principal los estudios técnicos.