FOTOGRAFÍA DE ESTEBAN BIBA

Las reformas a la Ley de Migración son impulsadas por el presidente Alejandro Giammattei Falla y pretenden endurecer las penas contra los denominados coyotes, quienes se encargan de llevar personas de manera ilegal hacia los Estados Unidos.

Los diputados del Congreso de la República analizan la iniciativa 6022 que reforma la Ley de Migración. A criterio de la alianza oficialista este es un esfuerzo que busca poner un alto al tráfico ilícito de personas, práctica conocida comúnmente como coyotaje, la cual involucra a personas que lucran con las ansias de los guatemaltecos de buscar un mejor futuro lejos de nuestras fronteras.

Existen opiniones encontradas en cuanto a dicha iniciativa de ley promovida desde el Ejecutivo. Analistas coinciden en que es el mismo Estado de Guatemala el que empuja a su población a migrar, ya que no se ofrecen las condiciones necesarias que garanticen una vida digna y el respeto a los derechos humanos dentro de nuestro territorio.

El Ejecutivo tiene la facultad de presentar iniciativas de ley y así lo hizo en esta ocasión que según afirman, es para combatir esta práctica criminal que ha generado luto entre los guatemaltecos.

Fotografía de Esteban Biba

La propuesta de reforma a la Ley de Migración incrementa las penas de cárcel para los coyotes a 10 e incluso 30 años de prisión. Las sanciones también alcanzarían a quienes faciliten vehículos que trasladen a migrantes indocumentados. Se incluye también otros agravantes, por ejemplo, la pena de prisión se incrementaría si el coyote es encontrado trasladando menores de edad, mujeres embarazadas o cuando la vida de los migrantes se ponga en peligro por las condiciones del viaje.