¿Qué sería de nosotros sin las vacunas?, no lo sabemos a ciencia cierta, pero según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin inmunizaciones, el ser humano sería presa fácil de las epidemias y muchas enfermedades que son fácilmente prevenibles gracias a ellas podrían reaparecer y provocar grandes brotes de enfermedades, discapacidades e incluso millones de muertes.

La Ley de Vacunación Nacional (Iniciativa 5342) estuvo cuatro años engavetada y llenándose de polvo hasta que por fin el martes 1 de febrero del presente año los diputados de la actual legislatura aprobaron con 105 votos a favor el Decreto 6-2022, normativa que garantizará la vacuna voluntaria y gratuita para todos los guatemaltecos.

Algunos aspectos importantes de la normativa aprobada son:

La vacunación debe ser voluntaria

Los congresistas estuvieron de acuerdo en reafirmar que la vacunación debe ser voluntaria y jamás obligatoria.

Exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA)

Gracias a esta enmienda, todas las compras de vacunas que realice el ministerio de Salud no deberán pagar IVA.

Cada guatemalteco (a) tendrá un carné

La normativa también establece la creación del Carné Único de Vacunas, esto con el objetivo de llevar un control en cada paciente.

La jornada de la aprobación estuvo marcada por una protesta en las afueras del Congreso de la República, los inconformes estaban sin mascarillas y con pancartas en donde se leía mensajes anti-vacunas. Por lo anterior, es importante aclarar que la vacunación de menores de edad solo se realizará con la autorización expresa de sus padres, tutores o representantes legales a su cargo.