Ayer el subtatascán de la bancada Compromiso Renovación y Orden (CREO), Cristian Álvarez, se echó un tuit informando que el mentado laboratorio que operaba sin licencia sanitaria en el Aeropuerto Internacional La Aurora fue clausurado. Por su parte el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), aseguró que esa bronca estaba a cargo de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

“La corrupción cuesta vidas, tiempo y dinero. Luego de la denuncia del laboratorio que realiza pruebas #Covid19 y opera sin licencia sanitaria en el Aeropuerto La Aurora, el @MinSaludGuate cerró el mismo. Urgimos al director, @FrancisArguetaA que dé solución inmediata a los viajeros, pero esta vez con la autorización de un laboratorio que esté operando dentro del marco de la ley”, tuiteó el diputadito.

Tuvo que pasar una semana desde que las autoridades del MSPAS confirmaron que un laboratorio privado de Covid-19 furulaba en el aeropuerto sin permisos ni licencia sanitaria, para que le dieran en su madre como “medida precautoria por infracción sanitaria”.

Francis Argueta, tatascán de la Dirección General de Aeronáutica Civil

Antier, durante una citación de la misma bancada con el tatascán de Aeronáutica Civil, Francis Argueta, el diputado Álvarez dijo que el Laboratorio Clínico del Hospital San Lázaro se embuchaba mensualmente 1.5 melones de pajarracos verdes de pecho rojo, cobrando 25 dolarucos por cada prueba para la Covid-19. El representante de la entidad es Migniel Sánchez Olivera.

En los contratos aprobados por la DGAC, Sánchez Olivera aparece en el contrato administrativo DS-029-2020 en donde se estipula el arrendamiento de un local comercial en un plazo de 1 año. El valor mensual del alquiler es de 14,099.69 quetzalcuacos.

En enero, Argueta había anunciado con bombos y platillos la implementación de un laboratorio privado dentro del aeropuerto (malhaya si público), sin llegar a revelar el nombre de la empresa encargada.

Y aguanten que en un oficio del 26 de enero, la mandamás de Regulación, Vigilancia y Control de Salud del MSPAS, Mirna Telléz, había puesto que la autorización del Laboratorio del Hospital San Lázaro era para la dirección 15 calle A 10-27 zona 1, allá cerca de la archifamosa cantina “El Costumbro”.

Mirna Telléz, mandamás de Regulación, Vigilancia y Control de Salud del MSPAS.