Con la salubridad rota, y una precariedad laboral escalofriante, la criminalidad aumenta sin remedio.

Maurice Echeverría

Fotografía de José Orozco

La mandamás del ministerio de Salud participó esta mañana en una conferencia de prensa del gabinete gubernamental de Giammattei, quien anda de paseo dándose la gran vida, mientras usté humilde lector y yo estamos viendo cómo salimos adelante. La cuestión es que la de Salud era una de las conferencias más esperadas por los periodistas que saben que la ciudadanía vivió uno de los fines de semana más ansiosos de los últimos tiempos de pandemia, luego que el presidente pegara el regaño correspondiente.

Mientras todos seguimos preguntando ¿Y las vacunas para cuándo?, no hay modo que estás caigan al país. Amelia Flores adelantó que la primera entrega de las vacunas rusas probablemente arribe al país a mediados de esta misma semana, sin embargo, no supo decir con certeza el monto ni el día exacto.

En esa misma incertidumbre se quedaron todos en la sala de prensa cuando Flores anunció un sombrío pronóstico: “si seguimos como estamos actuando, la mortalidad va a seguir en aumento hasta agosto del 2021”. Agregó, “dos semanas de sacrificio hubieran alcanzado para contener los contagios, “sin embargo no se dio, las fiestas se dieron y la propagación la vamos a ver en otros 15 días”.

Fotografía de José Orozco

A LA CIUDADDANÍA GUATEMALTECA LE VIENE DEL NORTE

Luego de la implementación de las nuevas medidas que se anunciaron el viernes pasado, parece que las mismas fueron ignoradas, la ministra dijo con consternación: “La preocupación es que a la mayoría de las personas ya no le importa”.

Antes de retirarse prematuramente y dejar a varios reporteros con las preguntas en el buche, la funcionaria dijo cuando se le cuestionó sobre el Día de la Madre: “las madres preferimos que nos manden una tarjeta electrónica y no que nos lleven el Covid-19 «.