El ex vicepresidente de la república y ex canciller Eduardo Stein analizó los recientes acontecimientos diplomáticos entre Guatemala y su principal socio comercial en el mundo (Estados Unidos) tras el nombramiento de la Fiscal General Consuelo Porras como agente antidemocrático y pro corrupción en la ya célebre Lista Engel.

Porras no fue la única a la que el gobierno de los Estados Unidos decidió retirarle la visa, también se pasaron llevando de corbata a su hombre de confianza, el secretario general del Ministerio Público, Ángel Pineda. Stein afirmó, en una entrevista concedida a Prensa Libre, que dicha decisión no fue tomada a la ligera por los gringos sino más bien corresponde a una serie de procesos en donde ellos pudieron determinar que la jefa del MP contribuyó a debilitar la estructura de la institución en los casos que se estaban investigando por corrupción y que tocaban a actores donde ella estaba comprometida por defender los intereses de sus aliados.

Stein señala que dicha decisión “descansa en información cuidadosamente recogida, analizada y clasificada por parte de las autoridades norteamericanas”, en donde incluye al Consejo de Seguridad de la Casa Blanca. El ex diplomático no duda al afirmar que esta sanción representa un mensaje bastante fuerte y a la vez delicado de parte de la administración de Joe Biden. Stein aprovechó la ocasión para invitar a la Fiscal General a reconsiderar su continuidad frente a la institución ante el riesgo que representa para el país su permanencia, además de la vergüenza a ojos de la comunidad internacional.

 

SOBRE LAS POSIBLES CONSECUENCIAS PARA GUATEMALA

Stein prefirió no embarrarse las manos al especular sobre los posibles escenarios que se ciernen sobre el país ante esta grave acusación y deterioro de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, pero sí recomendó prestar mucha atención ante esos señalamientos. El ex vicepresidente remarcó que la actitud de Giammattei de salir a defender a la fiscal general a través de sus redes sociales y el discurso que pronunció ante la Asamblea de la ONU son acciones para defenderse a él mismo, en donde además se nota que las recientes medidas adoptadas en el MP (remover al titular de la Feci por ejemplo) corresponden a un plan orquestado por la Alianza Oficialistas en contubernio con Consuelo Porras.

Aunque es como pedirle peras al olmo, Stein señaló la importancia de “buscar la manera constructiva en que se puede trabajar la agenda futura entre los dos países. Guatemala, un país pequeño, débil, con una institucionalidad frágil y una serie de problemas internos muy complejos, que se relaciona con la mayor potencia del mundo, pues necesita, en efecto, una reflexión muy cuidadosa”.