SIN TAPUJOS

Este martes las instalaciones del Congreso de la República fueron tomadas por un grupo bastante numeroso de ex militares que están reclamando un único pago de Q120 mil para cada uno como una compensación económica por la prestación de servicio militar durante el conflicto armado interno.

Esos señores han venido tomando las carreteras en los diferentes departamentos del país, amenazando con que cada vez las medidas de hecho van a ser más fuertes e intensas. Ayer se pudo observar en los diferentes medios de comunicación social, como estos ingresaron a la fuerza a las instalaciones del legislativo por el parqueo del mismo, y quemando unos vehículos que ahí se encontraban. Las fuerzas de seguridad de la Policía Nacional Civil (PNC) se quedaron apocados sin hacer nada, incluso cuando se pusieron las de villa diego, un agente policial dejó tirado su porta defensa, el cual fue recogido por un agitador.

El problema es más de fondo, el responsable de todo este relajo es nada más y nada menos que el flamante presidente de la República y Comandante General de la República, Alejandro Giammattei Falla, porque como es su costumbre de ofrecer irresponsablemente para obtener votos, estando en la campaña de la segunda vuelta ofreció y hay un vídeo testigo de lo que él dijo que “Si este gobierno –refiriéndose al de Jimmy Morales- no pasa la ley de dignificación…., nosotros la vamos a impulsar” prometió que cuando fuera presidente los iba a acompañar como comandante general del Ejército, a pararse frente al Congreso de la República hasta que pase la ley de dignificación. Me pregunto si este presidente inepto se puso a pensar que son 195 mil ex militares y que, si lo multiplicamos por los 120, nos da que los guatemaltecos tendríamos que pagar Q23 millones 400 mil en un solo pago. Además, muchos de los que pretenden cobrar esa exorbitante cantidad ni siquiera habían nacido para cuando se dio el conflicto armado. También estos ex militares tuvieron un salario y me imagino que gozan de una pensión de por vida.

Fotografía de Cristina Chiquin

El diputado de la UNE, Carlos Barreda señaló que los actos vandálicos fue todo un acto orquestado pues solo deñaron oficinas y autos de algunos diputados de oposición.

Los sucesos de ayer, los únicos responsables son el presidente Giammattei, el ministro de Gobernación, Gendri Reyes, porque volvió a hacer lo de hace un año, haber permitido que se llegara a esos extremos cuando se pudo evitar que entraran a las instalaciones del Palacio Legislativo, además, se puso en peligro la vida de los trabajadores de ese Organismo.

Exijo al presidente Giammattei y al ministro de Gobernación Reyes, que den una explicación sobre lo sucedido, porque son ellos los únicos responsables de estos hechos de violencia, que pusieron en peligro la integridad no solo del personal del Organismo Legislativo, sino también de muchas personas que trabajan o andaban por esos lugares.

Fotografía de Esteban Biba