SIN TAPUJOS

El viernes 14 de este mes, cumplió dos años uno de los desgobiernos más nefastos que hemos tenido en nuestra triste historia política, me armé de paciencia y hacerme el coco wash para escuchar los discursos en su orden de los cínicos Allan Rodríguez y Alejandro Giammattei, quienes se dirigieron a la población desde el Congreso de la República. De todo lo que dijeron no me extrañó nada porque estaba seguro que solo “bellezas” iban a decir.

Cuando llegó el momento de Rodríguez de pararse ante el pódium, con su característico aspecto sudoroso en la cara, dio inicio a su discurso de despedida. Me quedé impávido de tanta torpeza que expresó. Entre las cosas que manifestó ese mequetrefe y de sus “logros” fue entregar un mejor Congreso que el que heredaron; que entrega un Legislativo que veló por la defensa de la República y por la Nación; sobre la restauración de la Casa Larrazábal; la creación de un Código de Ética, y pregunto ¿de qué clase de ética habla este señor? por Dios santo, si ha sido la legislatura más corrompida que ha habido, y que ahora nos venga como niño de primera comunión hablando de valores moralistas.

A la llegada de Giammattei al Palacio del Legislativo, fue escoltado por la cuestionada diputada Patricia Sandoval, esposa del ministro de Gobernación, Gendri Reyes. Cuando le tocó su turno para su discurso, sabía que iba a estar cargado de sarcasmos y embustes. Desde que inició su alocución todo lo que dijo fueron engaños, de lo cual ya estamos saturados de escucharlos, ¿creerá que los guatemaltecos somos estúpidos que no nos damos cuenta que su desgobierno es la inmundicia más grande que ha habido en la historia del país? Nunca, ni al infeliz Jimmy Morales se le pidió la renuncia en menos seis meses de haber asumido la presidencia, algo que jamás habíamos vivido, y que ahora nos venga el “Doctor Sinvergüenza”, a querer dorar la píldora.

Alejandro Giammattei, te has convertido en la vergüenza nacional, en tu discurso en donde informaste al pueblo de Guatemala sobre “tus logros” en el año 2021, nos has vuelto a mentir, acentuaste en que una de tus acciones más importantes fue la prevención, atención y vacunación contra el COVID-19, sos un descarado cuando todos sabemos que Guatemala es el país con más baja calificación en todo estos aspectos, porque la negociación con Rusia fue un total desastre, porque nos ha costado una gran cantidad de dinero de lo cual no nos han informado verídicamente sobre cómo se desarrolló la misma. Presumiste con las vacunas que nos han donado los países amigos y que gracias a ellos se ha podido vacunar alguna parte de la población, porque de lo contrario no habríamos vacunados ni con la primera dosis. Pero no dijiste que por la incapacidad de tu desgobierno se han echado a perder un montón de vacunas y otras que se han vencido y tuvieron que destruirlas, eso no te convino decirlo.

Tampoco mencionaste sobre los oscuros negocios con empresarios rusos y de la famosa alfombra que hicieron llegar a tu casa.

Mentiste al decir que están en la lucha contra el narcotráfico y la corrupción, cuando lo primero que hiciste el día de tu investidura, fue negociar con el narcopartido UCN, y también con tu “archienemiga” Sandra Torres, a la que cuando llegaras a la presidencia la ibas a procesar penalmente, ahora es tu gran aliada.

A tu diestra en el acto oficial estuvo el corrupto diputado Jorge García Silva, cuya esposa e hijo son prófugos de la justicia por el acto de corrupción en el INSIVUMEH, pero que tu querida amiga y también corrompida Consuelo Porras, fiscal general, no ha querido solicitar que se le quite la inmunidad, porque son parte integrante del Pacto de Corruptos. Entonces no vengas a mentirnos con que estás combatiendo el narcotráfico y la corrupción.

Tampoco hablaste sobre el fracasado Estado de Sitio en Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, donde ha habido una gran cantidad de muertos, porque los intereses del conflicto son otros, y que no has dicho la verdad sobre el mismo. Infantilmente te pusiste a decidir la situación con una moneda (cara o escudo) como si se tratara de un partido de fut para decidir los serios problemas del país en esa forma.

En fin, sería la de nunca terminar, si me pongo a enumerar punto por punto de tu demagógico y mentiroso discurso, admite que has sido un total fracaso en el ejercicio de la presidencia, de qué te sirvieron cuatro intentos, si no aprendiste nada, solo se te fue en criticar a los gobernantes de turno, y cuando te llegó la oportunidad, la desperdiciaste por tu propia incapacidad.

Yo si le pido a Dios que nos bendiga a cada uno de los guatemaltecos y que también bendiga a Guatemala, pero no lo digo con burla como lo has venido haciendo, sino que lo suplico para que toda esa escoria que se encuentran en la administración pública salga de la misma y sean juzgados por traición a la patria y por sinvergüenzas.