Los Q122 melones que en agosto de 2020 fueron descubiertos en una casa de Antigua Guatemala y que presumiblemente pertenecían (en todo o en parte, nunca lo sabremos) al exministro de Comunicaciones y tremendo corrupto prófugo de la justicia, José Luis Benito Ruiz, ganados con el sudor de sus nalgas, ya fueron repartidos entre distintas instituciones del Estado, dijo ayer el vicepresidente de la república bananera, Willy C.

Previo a la extinción de dominio de los Q122 millones, el juzgado a cargo del caso hizo una notificación pública para ver si algún maje se atrevía a reclamar las varas, pero nadie se acercó (bien listos ellos). Así lo dijo el vice, partícipe en la sexta reunión ordinaria del Consejo Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Senabed).

Los 122 melones de pajarracos verdes de pecho rojo pasaron a las arcas de diferentes entidades estatales, por lo que es muy probable que terminen desapareciendo de una u otra forma… como suelen desaparecer los millones en este país. El gobierno dizque ya hizo el proceso de distribución, conforme a las necesidades de las entidades a las que se les acreditaron los recursos y con base en la Ley de Extinción de Dominio.

“Ustedes saben que ya fueron distribuidos los Q122 millones que se incautaron en Antigua Guatemala el año pasado. Nadie reclamó, obviamente, esos recursos. Pues ya se distribuyeron. A la Corte Suprema de Justicia, que es quien más recibe, fueron alrededor de Q32 millones; el Ministerio Público más o menos Q30 millones; Senabed casi Q18 millones y el Ministerio de Gobernación, que es otro de los recipiendarios que también fue parte de la distribución”, dijo el vice.

¿Cuánto va para cada entidad?

Así queda la respuesta:

  • Organismo Judicial Q30,407,577.03
  • Ministerio Público Q32,434,748.84
  • Ministerio de Gobernación Q30,002,142.57
  • Ministerio de la Defensa Q8,108,687.21
  • Procuraduría General de la Nación Q 2,432,606.16
  • Senabed Q18,244,546.22

 

Hubiera sido bueno que un par de decenas de millones cayeran pal Ministerio de Salud, teniendo en cuenta que hay una pandemia bien peluda que está siendo mal atendida… pero como siempre, eso es mucho pedir para los fakin funcionarios de este país condenado por Dios…

Las autoridades continúan con las investigaciones por el caso. Al parecer, una de las maletas encontradas en la Anticuada tenía el cintillo de una de las aerolíneas en la que viajó Benito a Madrid, España.

El Ministerio Público informó que el monto total del decomiso es   Q122 melones 351 mil 456.60. 

El MP ha girado más de una orden de aprehensión contra Benito, quien al parecer resultó más cabrón que bonito, pues se presume que ande disfrutando de la vida en el extranjero, luego de que saliera juyendo. A esta rata timorata se le vincula también con el caso de corrupción de la obra del “derrumbamiento de Chimaltenango”.

Según la Fiscalía contra la Corrupción Benito habría beneficiado a la empresa fachada Renova Ingenieros S.A. que sirvió para hacer el mate y que la constructora Conasa, S.A. se pusiera a cargo de la construcción de la carretera del “libramiento” de Chimaltenango a pesar de la prohibición que tenía esta empresa por ser partícipe de otras piñatas de corrupción.