Toda guerra persigue apoderarse de los recursos de los países agredidos. Estados Unidos agotó sus reservas de petróleo y busca apoderarse por la fuerza de las reservas de los países del mundo.  En Ucrania, el golpe de Estado de 2014 en Kiev, fue dirigido, organizado y financiado por EE.UU. Impuso un gobierno gansteril repleto de armas y de pandillas. Hizo surgir el Neo-nazismo, y por medio de ese gobierno títere, pretende apoderarse de las enormes riquezas y reservas estratégicas de ese país. Han convertido a Ucrania, en la punta de lanza de las aventuras bélicas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN.

En la actualidad, Rusia tiene el derecho a la defensa nacional, pero esos actos son calificados como actos de agresión. No invadió Ucrania, realizó la Asistencia Mutua  a los países pequeños, agredidos por la, OTAN: Donetz y Lugansk.  La OTAN mantiene un gran número de bases militares en la frontera rusa, desde el Mar del Báltico hasta el Mar Negro, apuntando con sus misiles nucleares las principales ciudades rusas, las que podrían desaparecer convertidas en cenizas.

Ante esa amenaza, los rusos han implementado la defensa de su soberanía y territorio para evitar un desangramiento. A la larga, el objetivo norteamericano es debilitar al mayor aliado de Rusia, la China Continental. Los rusos no cuentan con bases militares que estén amenazando a ningún país en el mundo, ni posee portaaviones, como los EE.UU., situación que plantea el carácter ofensivo y agresivo de los norteamericanos. Las sanciones impuestas a Rusia, no les afecta en nada, pues la crisis es de los EE.UU., pero ya se sienten los efectos en Europa y llegan de diferentes formas a Norteamérica y América Latina.

Los EE.UU., invaden esos países en nombre de la Libertad, la Democracia, los Derechos Humanos, las amenazas a su Seguridad Nacional y todo lo que justifique cualquier agresión militar. También impulsa campañas mediáticas y de propaganda, mentiras y desinformación, utilizando los grandes medios de comunicación, para desacreditar a los gobiernos y países agredidos para apropiarse de sus recursos. En Viet Nam, quisieron apoderarse del petróleo ubicado en sus costas, en Afganistán del Gas, del Litio y Tierras Raras. Pretenden agredir a Venezuela para apoderarse de las reservas de petróleo más grandes del mundo.

¿Por qué la Seguridad Nacional de los Estados Unidos, se defiende a miles kilómetros de distancia de su tierra? ¿Por qué utiliza su poderío militar, agrediendo otros países? Las guerras mundiales, no hubieran alcanzado tales dimensiones intercontinentales, interestatales, geográficas, económicas y sociales, si los imperios no hubieran luchado entre sí por disputarse y repartirse los recursos del mundo. Lucharon por el control de los recursos energéticos ante la creciente demanda de la industria; de materias primas, minerales estratégicos, para mantener eficiente su industria.

Las amenazas a la paz se generan por la política militarista norteamericana y desde su maquinaria de guerra. Tiene 3, 302,000 de efectivos, con más de 1,600 bases y objetivos militares en 34 estados, donde permanecen más de 500,000 efectivos. Sus Fuerzas de Despliegue Rápido son alrededor de 400,000 efectivos y se pueden trasladar a miles de kilómetros del continente americano. En su momento el expresidente Reagan expresó: “los EEUU, se proponen tratar los asuntos internacionales desde posiciones de fuerza”, imponiendo su voluntad a otros Estados, en regiones geográficas enteras llamadas “zonas de intereses vitales”.

EEUU, mantiene 7 fuerzas navales distribuidas en el Atlántico, el Mediterráneo, el Índico y el Pacífico. Cuenta con portaviones, buques de escolta, submarinos nucleares y aviones de combate. Posee más de 20 portaaviones de destino múltiple, con decenas de aviones y centenares de cargas nucleares, 10 de los cuales son de propulsión nuclear. Constituye un potencial ofensivo, un foco de amenaza permanente. Cada fuerza naval es una base o plataforma de combate móvil, que puede intervenir en cualquier parte del mundo, practicando una política de conquista y agresión, como el más grande violador del derecho internacional.

Joe Biden, presidente de EE. UU.

La OTAN impulsa su concepto estratégico de globalización de las acciones militares. Al no existir el Pacto de Varsovia, habría perdido la razón de existir, pero EE.UU., la convirtió en su instrumento para dominar el mundo, expandiendo funciones fuera de sus áreas de defensa y límites geográficos, pudiendo intervenir en cualquier lugar sin la autorización de la ONU.  Las guerras de agresión y conquista por apoderarse por la fuerza de los recursos, han llevado al desequilibrio de la paz mundial. ¿Quiénes amenazan la paz mundial? ¿Quiénes pretenden el control estratégico del mundo? ¿Constituye o no una amenaza para la paz, la intervención de los Estados Unidos en la lucha por su hegemonía?

LA RESPUESTA ES, SÍ.