¡DE USTED DEPENDE MEJORAR SU VIDA!

Cuando estábamos en el más reciente proceso electoral que nos hizo votar por el actual presidente en verdad de los dos candidatos que fueron por el balotaje, la mayoría estábamos conscientes que ninguno de los dos representaba los intereses de los guatemaltecos, y no nos quedó más que elegir al que considerábamos menos peor, pero ahora ya no se sabe si hicimos lo correcto. Como buen politiquero en el primer mes de la pandemia el señor presidente tuvo una excelente aceptación y generó confianza a la población, pero creo que era porque aún no se había embriagado por el dinero.

Como ciudadanos creímos que tomaría control de la situación y también generó confianza el hecho de que es médico de profesión, sin embargo, resultó ser el fiasco más decepcionante para contener o por lo menos minimizar el impacto de la pandemia.  La demanda social de ¿Dónde está el dinero? No es más que el clamor por la rendición de cuentas, haber subido la deuda externa en un 20% y hacer transferencias presupuestarias para que al final no haya vacunas y mucho menos insumos y medios para tratar a los infectados, eso genera indignación.

Los pacientes contagiados de Covid-19 son atendidos en el piso en el interior del Hospital Temporal del Parque de la Industria. Ciudad del Futuro, agosto 2021.

Nos enorgullecemos de pensar que somos un país democrático y republicano, donde formalmente tenemos los tres poderes que generan pesos y contrapesos en la cosa pública, sin embargo, la corrupción ha generado una estrategia de alianza de protección mutua entre estos tres poderes, entonces ¿Qué nos queda? Me pregunto si con nuestros votos hemos delegado nuestra representación a los congresistas y el presidente ¿no deberíamos ser nosotros como ciudadanos el contrapeso cuando esto no se da entre los poderes? Quién vela por las legítimas necesidades de la población, si no hay entonces ¿Cuánto más esperaremos para tomar acciones de cambio?

La población como contrapeso para el gobierno, considerando que el poder económico está resguardado por los políticos entonces los bloqueos y manifestaciones que afectan a la hegemonía económica encuentra sentido por sí mismas. Sólo cuando el poder económico comience a sentir el efecto de estas manifestaciones, quizá obligue a los políticos a trabajar por la población más vulnerada y empobrecida del país.

Posiblemente estoy equivocado, pero veo un círculo perverso de protección mutua entre el poder económico y el gobierno, el poder económico está muy cómodo con el statu quo actual, aun cuando en sus narices ve que están saqueando las arcas nacionales, mientras el gobierno siga manteniendo el sistema que reproduce empleados no calificados para que sean vistos como obreros, y los políticos están cómodos porque como población no somos capaces de unirnos por un objetivo común, esto se ve reflejado en la proliferación de partidos políticos que no hacen más que fragmentar a la población y entones ¡un pueblo dividido siempre será vencido!. Apoyar las acciones de presión social de usted depende.