La viceemperatriz del Imperio Yanqui, Kamala Harris, adelantó el miércoles (05.05.2021) a la comunidad fafera, que su viaje ya anunciado a México y Guatemala -—su primer desplazamiento internacional— será para el 7 y 8 de junio. Necesita verle la ficha personalmente a los presidentes de estos países, ya que las instancias virtuales al parecer son insuficientes.

Siempre es una incógnita por qué las autoridades imperiales quieren venir a resolver el subdesarrollo en su patio trasero, teniendo en cuenta que sólo en la ciudad de Nueva York unas 70 mil personas —bajita la mano— viven en situación de calle. ¿Qué más tercermundismo que ese?

Sin embargo, recordemos que el chiste no es venir a resolver el subdesarrollo, sino dejarlo en el mínimo necesario para que los truchitas de la región no quieran migrar desde el salvaje Triángulo Norte, en una travesía infernal en la que un buen porcentaje de mojarras se quedan en el camino.

La vicepresidenta amenazó con traer empresas que quieran invertir en la región, como una estrategia para prevenir que los migrantes abandonen sus países.

Respondiendo a las críticas por la situación en la frontera —donde las detenciones de indocumentados alcanzaron un pico en 15 años en marzo— Kamala mandó decir que si los desafíos actuales no fueran tan yucas, qué rato se habrían resuelto. «El trabajo que hacemos no se evidenciará de la noche a la mañana. Va a requerir una estrategia a largo plazo», dijo.

Con respecto a la situación en El Salvador, dijo que por supuesto le llamó poderosamente la atención el autogolpe de Estado que el Bukelismo le dio a los poderes salvadoreños, y amenazó con que el Imperio “debe responder”, pero por el momento todavía están considerando opciones… ¿Será este el fin de Bukele? ¿Podrá aferrarse al poder, como las garrapatas a una entrepierna?

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en una reunión virtual con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei.